El primer equipo del Ordizia KE, a despedir el año con un triunfo en Hondarribia

ORDIZIA.

Decimoquinta jornada en la división de honor regional de fútbol que al primer equipo del Ordizia KE le lleva a Hondarribia, donde, hoy, a las 15.30 horas le aguarda el conjunto de la localidad costera, decimotercero en la tabla con 16 puntos menos.

Partido propicio, en una jornada apasionante ya que el líder, Bergara, con 2 puntos más que el Ordizia, visita al Hernani, que es cuarto. El Mondragón, quinto, acude a Aretxabaleta, séptimo. El Tolosa; sexto, ejerce de visitante ante el Añorga, decimosegundo. Y el Pasaia; tercero, aguarda en su feudo al Mutriku, décimo.

Es decir, que del primero al sexto la diferencia es de tan solo 6 puntos. Jornada en la que evidentemente el equipo que se quede con la renta en liza mantiene o mejora posiciones y el que no lo haga pierde comba.

Sobre el papel, los de Oscar Peregrina y Axier Jauregi no lo tienen mal. Volviendo a casa con el triunfo en el zurrón, quién sabe si podrían despedir el año, ostentando, de nuevo, la condición de líderes.

Decimotercera jornada en la división de plata de fútbol sala femenino, que no es la última de este año, ya que el próximo sábado, día 23, el calendario reseña jornada oficial.

Hoy sábado, el Ordizia, en horario habitual de 18.15, recibe en Majori al Ribamontán al Mar, en envite que reúne a rivales directos; octavas las cántabras y novenas las ordiziarras, separadas por 3 puntos. Es decir que la victoria, esta tarde, tiene valor extra.

Las de Iñaki Heras y Emilio Ortiz son conscientes de la trascendencia del encuentro, y del hecho de que una derrota les complicaría las cosas.

Decidas por su parte a que esto no ocurra, solo reclaman, una vez más, el apoyo de la afición, porque así las cosas, es seguro que los puntos se quedan en casa.

El juvenil de liga vasca está citado a las 18.15 en Gernika, décimo en la clasificación, con 7 puntos más que los urdiñas. En la primera vuelta, los anfitriones vencieron 1-3, en un partido en el que los ordiziarras inauguraron el casillero pero tras el descanso, los vizcainos en un visto y no visto, le dieron la vuelta a la tortilla.

Partido, en principio nada sencillo para los de Javi y Joselu pero no imposible. Una victoria urdiña supondría la mejor manera de despedir el año.

El primera juvenil disputa a las 16.00 en el anexo ante el Idiazabal, el último partido de esta primera fase. Encuentro que reúne al quinto; el conjunto visitante, y al sexto, el anfitrión, sin más valor, a efectos de clasificación.

En la primera vuelta vencieron los izaldarras 3-2. Partido de toque para los de Rafa Peñalver 'Txuku' y Larra, que tienen puesta la vista, ya, en la Copa de Gipuzkoa.

El infantil txiki juega como local a las 11.30 en el anexo ante el Eibar. Los de Acosta y Regil llevan ganados los cuatro partidos disputados, con la friolera cifra y registro de 25 goles a favor y 2 en contra. Envidiable tarjeta de presentación que mejoran, relativamente, los armeros ya que de la misma manera no conocen la derrota, si bien han marcado 32 goles pero encajado 6. Buen partido a la vista.

Mañana domingo a las 11.00 el regional preferente recibe al Zestoa que cuenta con 4 puntos más que los ordiziarras. El segundo equipo sénior viene a ser, en buena medida como el juvenil de la liga vasca. Un conjunto que brinda en cada partido un fútbol preciso, pero la falta el gol y además las lesiones están haciendo mella en su rendimiento.

Mañana viene el Zestoa, otro equipo que tampoco está para echar cohetes pero ante el que, bien estaría que los de Imanol Rubio y Javi Martín cosecharan un triunfo. Sin duda la mejor manera de cerrar el 2017 y de afrontar el próximo ejercicio con ánimo renovado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos