Al primer equipo de basket se le vuelve a escapar el triunfo por muy poco

ORDIZIA.

La magnífica respuesta que, una vez más, dio la afición al llamamiento realizado por el club ante el compromiso liguero que el primer equipo disputó el sábado en Majori dio lugar a que el recinto deportivo urdiña viviera un ambiente de lujo.

El Ordizia Basoa Banaketak recibía en su feudo al CB Gimnástica Sport-Café, de Torrelavega. Ambos conjuntos no conocían la victoria en sus dos anteriores compromisos. Los ordiziarras habían perdido por dos y cuatro puntos, luego la victoria parecía que podía estar al caer, pero todavía se resiste. Los ordiziarras no comenzaron bien. Nos está costando entrar en los partidos, y lo mismo sucedió el sábado ante los santanderinos. Comienzo que por otra parte los rivales aprovecharon, para irse de ocho puntos y soltar los primeros nervios. Sin embargo, los ordiziarras comenzaron, una vez más, a remolque. No fueron ventajas decisivas las que consiguieron los foráneos en este primer cuarto, con una máxima de nueve puntos, pero que en esta categoría se antoja complicado remontar.

Los dos conjuntos mostraron un similar potencial, de acuerdo con lo visto en la cancha, con un juego interior más cuajado por parte de los foráneos y bastante acertado desde la línea de tres puntos. Los del txoko, jugando buenas posesiones en ataque y con correctas posiciones de tiro pero que no conseguían materializar. De esta guisa se llegaba al final del primer cuarto con un tanteo de Ordizia 15-CB Gimnástica 23.

En el segundo cuarto los de Mendiluze y Sarasola salieron más enchufados. Buenas ayudas defensivas provocaron errores en el rival en aquella faceta que más seguros se habían mostrado en el primer cuarto; la zona interior. La defensa perimetral urdiña también subía su intensidad y provocaba los primeros errores, no forzados, en el lanzamiento foráneo y en ataque, desechos de la tensión inicial que mantenía agarrotados los brazos de nuestro jugadores, conseguían con cierta asiduidad materializar los lanzamientos de dos puntos, además de apuntalar a los jugadores altos del equipo rival, por lo que la ventaja al descanso se vio reducida a un único punto; Ordizia 38-CB Gimnástica 39.

En el tercer cuarto los ordiziarras dominaron en el parqué. Marcaron el ritmo de juego pero los santanderinos no dejaban que la ventaja urdiña fuera más allá de los cinco puntos. A pesar de todo la autoridad demostrada en la cancha por los del txoko hacía presagiar la primera victoria. Final del tercer cuarto; Ordizia 55-CB Gimnástica 50.

La última tanda de diez minutos se presentaba no apta para cardiacos. Los urdiñas comenzaron marcando bien el ritmo de juego, a pesar de que los foráneos cambiaron la defensa de individual a zonal, controlaban bien el ataque, habiendo aprendido del anterior envite, por lo que no estaba siendo un obstáculo insalvable.

De la misma manera, en defensa los ordiziarras lograban hacerse con los rebotes y el conjunto rival, jugaba con un punto de precipitación, lo que nos venía como anillo al dedo. A falta de cinco minutos los del txoko dominaban por 65 a 57, ocho puntos que nos permitía no forzar las situaciones de ataque.

No obstante, a partir de este momento comenzaron a aparecer los fantasmas de los dos anteriores encuentros. El Ordizia perdía dos posesiones seguidas y cometía otras tantas personales, lo que le llevó a ponerse a un solo punto a falta de 3:31 para el final. Los foráneos aprovechan la indecisión local y a falta de 1:26 se ponían un punto por encima; 66 a 67. A partir de ahí los del txoko forzaron alguna situación de ataque y a falta de 22 segundos perdían 66 a 69. Una canasta urdiña nos puso a un solo punto; 68-69. Sin embargo al final no hubo suerte, fallamos dos tiros libres de cuatro posibles, además de un lanzamiento de tres puntos, y aunque hubo ocasión de una última canasta de tres puntos, muy forzada, los urdiñas dejaron escapar la victoria y sumaban su tercera derrota; 69 a 71.

De todos modos toca hacer una lectura positiva de lo que hasta hoy está aconteciendo en esta liga. Nuestros chicos se han fogueado con los tres equipos con los que se han enfrentado, demostrando un nivel de juego parejo, pero con el hándicap de la inexperiencia en esta categoría. Se pierden encuentros por dos puntos como se pueden ganar por esa misma diferencia, pronto caerán de nuestro lado. Animo equipo, nadie dijo que esto fuera a ser fácil.

Fotos

Vídeos