El primer equipo de basket vuelve a Majori para recibir al Gimnástica de Torrelavega

ORDIZIA.

Sin tiempo a que se haya apagado el eco del bullicio que arropó a la vibrante jornada que este jueves acompañó al partido que el primer equipo de baloncesto disputó en Majori ante el Easo Loquillo, los de Mendiluze y Sarasola, vuelven a la tarima ordiziarra para afrontar a las 18.00, de nuevo en Majori, el encuentro de liga que les reúne con el Gimnástica Sport Café, de Torrelavega, que no conoce la victoria.

Y es que Majori fue una auténtica fiesta del baloncesto ya que los ordiziarras respondieron en masa y no dejaron de animar a su equipo.

Mal comienzo de partido por parte de los urdiñas, que se vieron sorprendidos por la eficacia de su rival, el Easo Loquillo. Tras la primera opción de canasta para los ordiziarras, durante los próximos seis minutos, el encuentro asistió a un recital del conjunto visitante, que se encontraba con excesivas facilidades a la hora de encarar la canasta.

La renta obtenida por los de la capital fue de hasta doce puntos mientras que los locales no acertaban a encajar sus primeros dos tantos. Pero los urdiñas despertaron y en tres rápidas transiciones consiguieron nivelar la renta foránea entre seis y siete puntos. El encuentro estaba resultando duro bajo los tableros, en los que los donostiarras se estaban mostrando superiores y, lo que era más preocupante, no dejaban a los locales desarrollar su saber hacer.

De esta guisa se llega al término del primer cuarto, Ordizia13-Easo Loquillo 21. En el segundo cambiaron las tornas. Los del txoko comenzaron a mover el balón con más alegría. En ataque trataban de penetrar a canasta ante las torres donostiarras, doblando balones para posteriores jugadas de segunda entrada, que si no conseguían los puntos, los urdiñas eran parados por jugadas antirreglamentarias.

En defensa se apretó más a los donostiarras y los del txoko comenzaron a imponer su autoridad debajo de los tableros, lo que dio sus resultados llegando al descanso con un empate a 34 puntos.

En la reanudación los urdiñas jugaron como nos tienen acostumbrados. Con una fuerte y eficiente defensa individual, con constantes apoyos que terminaban, en muchas ocasiones por agobiar al rival que acababa realizando malas opciones de tiro. Y en ataque, jugaron con poder, con intensidad, buscando al compañero, si estaba en mejor posición, y metiendo algunos balones dentro de la pintura para que los hombres altos lograsen canasta.

Dominando la suerte de la defensa nuestros chicos se fueron al final del tercer cuarto con una ventaja de trece puntos; Ordizia Basoa 60-Easo 47. Parecía encarrilado el encuentro, pero la última tanda de diez minutos estaba por jugarse.

Este periodo resultó agónico para los locales. Los donostiarras cambiaron la defensa individual a defensa zonal, que ya habían realizado en anterior ocasión y que los chicos de Mendiluze y Sarasola solventaron con seguridad, sin embargo en esta ocasión se les atragantó.

No terminaban de atacar la canasta contraria, perdieron balones no forzados que los donostiarras aprovecharon en cada ocasión para recortar las distancias. Un parcial de 0 a 13 para los foráneos puso el empate en el luminoso. Había que reaccionar, se pide tiempo muerto desde la banda urdiña, pero no surte los efectos deseados y los donostiarras se llevan el gato al agua. En este último cuarto los urdiñas fueron capaces de encestar 7 puntos, por 24 de los donostiarras. Estaba todo dicho Ordizia67-Easo 71.

Desde estas líneas no queda más que animar al equipo, la liga no ha hecho más que comenzar y esto es una carrera de fondo. En cuanto a la afición, convocarla de nuevo para hoy, a las 18.00 en Majori, para volver a animar al equipo, como ya lo hiciera el jueves, al objeto de poder disfrutar del primer triunfo urdiña.

La agenda se completa con el partido que a las 12.30 en Majori afronta el junior masculino ante el TAKE. Los tolosarras han conseguido una victoria de los dos partidos disputados, igual bagaje que los ordiziarras que ocupan la décima posición de la tabla. El cadete femenino, primer clasificado de su grupo, con pleno de victorias, recibe a las 9.15 al ZastZarautz, octavo, que no conoce hasta el momento la victoria.

Balonmano

La agenda anuncia para hoy sábado un único partido, el correspondiente al senior femenino, que recibe a las 16.00 al Egia. Difícil compromiso para las de Iñigo, dado que atienden la visita de un rival más curtido en la categoría y que parte como favorito en el pronóstico. Pero esta situación no tiene que amilanar a las ordiziarras. Su juego está en continua progresión y tienen capacidad para derrotar a cualquier rival, y la de hoy representa una buena oportunidad para conseguir la primera victoria. Se da por descontada la capacidad defensiva de este equipo, que tendrá que centrarse más en el ataque, para que la veteranía de los equipos contrarios no nos sorprenda.

Fotos

Vídeos