El primer equipo de basket estuvo a punto de dar la campanada en Valladolid

DV ORDIZIA.

No pudo ser, el Ordizia-Basoa Banaketak no pudo hacerse con la victoria en su debut en esta nueva etapa que representa su aterrizaje en la liga EBA pero a punto estuvo. Los del txoko estuvieron en el partido en todo momento, de hecho comenzaron enchufados, no perdiendo la cara al rival y jugaron sin arrugarse. El conjunto rival, La Flecha, de Arroyo de la Encomienda (Valladolid), un conjunto curtido ya en años anteriores en esta exigente liga, que gustó a la dirección técnica urdiña.

Los ordiziarras se mostraron fieles a su juego, muy concentrados en defensa, jugando cada balón con intensidad, pero hay que decir que con alguna precipitación, vistas las estadísticas del final del encuentro. En cualquier caso, terminaron imponiéndose en este primer cuarto; 16-19. Buen segundo cuarto de los chicos de Mendiluze y Sarasola, que supieron mantener la diferencia y aumentarla; 33 a 40, para irse al descanso con los nervios más templados. Los vallisoletanos no terminaban de encontrar el camino que les diera consistencia, sorprendidos por el juego que desplegaron los del txoko. Sin embargo, las tornas cambiaron en la tercera tanda de 10 minutos. Buen arranque del conjunto que hacía las veces de anfitrión, lo que obligó a los urdiñas a errar en demasía en aquellos balones que recuperaba o que trataba de jugar en ataque. Además en la pintura, comenzaron a dominar en detrimento de los ordiziarras que vieron disminuir la renta de siete puntos que al descanso habían acumulado. Fueron cuatro minutos de tortura para los del txoko, que no conseguían anotar. Al final del tercer cuarto el empate a 54 era lo que indicaba el luminoso. Vuelta a empezar.

Quedaban 10 minutos para poder saborear el primer triunfo. Tanda en la que quizás pesó la inexperiencia de los ordiziarras en la categoría. Continuaron perdiendo balones en ataque, a lo que no nos tienen acostumbrados, fruto del buen trabajo del equipo local, lo que al fin y a la postre resultó ser un lastre para sacar adelante el envite.

A falta de 3 minutos el Ordizia se encontraba 11 puntos por debajo en el luminoso. No era una diferencia insalvable, puesto que hemos visto en Majori cosas más difíciles, y lo intentaron. Entrados en los últimos instantes de juego, los del txoko tuvieron la opción de una canasta triple para empatar, que no consiguieron, y hubo dos jugadas más en las que tuvieron opción de apretar en el marcador. Al final derrota, La Flecha 77-Ordizia 75.

Sin embargo y a pesar de no haber conseguido la victoria el equipo dio buenas sensaciones de juego a lo largo del encuentro, por lo que a buen seguro no tardará en darnos alegrías.

La próxima cita será en Majori este mismo jueves día de El Pilar, a las 11.30 de la mañana contra uno de los, a priori, gallitos de la liga, el Easo Loquillo. Esperemos que la marea urdiña acompañe a los ordiziarras en su intento por conseguir la primera victoria, y ayude a convertir Majori en un feudo inexpugnable.

El segundo equipo estrenaba liga, en casa ante el Kurkubi, de Lezo. Los urdiñas comenzaron un tanto agarrotados. Las pérdidas de balón en estos primeros momentos, fueron la sintonía del equipo, que como consecuencia obligaban a hacer personales. Minutos pues de desorientación, pero que supieron solventar haciéndose con el luminoso de este primer cuarto por 18-13. A partir de aquí los de Mike, corrigieron errores, y se hicieron con el mando del encuentro, haciendo un juego ágil y vistoso, que les permitió ir aumentando la diferencia en el marcador a medida que se acercaba el final del encuentro. A los cinco puntos de diferencia del primer cuarto hay que añadirle los cinco del segundo, los diez del tercero y los catorce del cuarto, para hacer un tanteo final de Ordizia 85-Kurkubi 51.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos