El primer equipo de baloncesto no logra sorprender al Universidad de Valladolid

ORDIZIA.

El primer equipo afrontaba con aspiraciones el último encuentro antes del parón navideño, en Valladolid, frente a un rival directo, el Universidad de Valladolid, que hasta ese momento contaba con un encuentro disputado y una victoria menos que el Ordizia.

Pero no pudo ser. Los del txoko disputaron el encuentro más flojo de los jugados hasta este momento. Se va notando la acumulación de encuentros y los ordiziarras, se diría que estuvieron lejos de su característico juego, intenso en defensa, con rápidos contraataques y con un demoledor uno contra uno apoyado en la posición del compañero, para obtener una segunda opción.

En esta ocasión, fueron los anfitriones quienes marcaron el ritmo de juego y durante los dos primeros cuartos a los urdiñas les tocó ir a remolque. Al descanso la ventaja local era de 19 puntos. Universidad de Valladolid 48-Ordizia 29. No es normal que el conjunto urdiña encaje 48 puntos al descanso, lo que nos habla de la dificultad defensiva.

En la reanudación, pequeña reacción urdiña, que le permitió a la escuadra ordiziarra ponerse a 12 puntos y así hacer tambalear los cimientos en los que se había sustentado la ventaja local. Sin embargo, en este momento los colegiados tomaron decisiones suficientes, para que la remontada quedase en un intento y no en una realidad. A partir de aquí los del txoko no supieron imponer su juego y caían por la mayor ventaja que ningún equipo había conseguido hasta el instante, 31 puntos. Resultado final, Universidad de Valladolid 92-Ordizia 61.

Es momento de descansar y de ir preparando la segunda vuelta que va a resultar muy animada y en la que nuestros chicos seguro que dan el do de pecho.

El segundo equipo, primer clasificado de su grupo recibía la visita de su inmediato perseguidor, el Antigua Luberri, con una victoria menos. El encuentro estuvo bien trabajado por los chicos de Mike, que fueron capaces de controlar a un rival que vino a Majori a intentar llevarse la victoria, basándose en una defensa fuerte e intentando controlar la suerte de los rebotes, en la que los urdiñas estuvieron más acertados, además de ser capaces de controlar el ritmo de juego en la cancha para llevarse la victoria por 73 a 60 y afianzarse en lo más alto de la tabla clasificatoria.

El sénior femenino se batió el cobre en la cancha del Cafés Aitona Askatuak. Comenzó mal el encuentro para las ordiziarras, encajando un parcial de 12 a 0, a base de rápidos contraataques locales que pillaron desprevenidas a las urdiñas y que fue determinante para el devenir del encuentro. Las ordiziarras intentaron contrarrestar mediante una buena elección de tiros exteriores, que en esta ocasión no quisieron entrar en la canasta rival. En la segunda parte las de Lander Mujika y Patxi Olano, más centradas fueron capaces de controlar el juego en la cancha, pero no fue suficiente para llevarse la victoria. Final del encuentro Cafés Aitona Askatuak 39-Ordizia 34.

El júnior masculino recibía la visita del líder, invicto, Iraurgi. Los chicos de Zufiria presentaban sensibles bajas, que restaban capacidad al equipo en cuanto a poderío físico, ante un rival que se caracteriza por el buen juego y por su superioridad en ese apartado, como es la escuadra azpeitiarra. Al final clara victoria visitante por 30 a 86.

El júnior femenino de rendimiento se enfrentaban al primer clasificado, pero con tres bajas en el equipo, lo que mermó las posibilidades de juego del equipo local. El primer cuarto resultó determinante. Las foráneas se hicieron con un parcial de 6 a 18. La arenga del entrenador fue suficiente para el equipo se centrase en la cancha y plantase cara el segundo y tercer cuartos consiguiendo empatarlos, pero el cuarto remató lo que se intuía al final del primero. Resultado final Ordizia28 Eskoriatza 46.

Herramienta

La final del Campeonato de Gipuzkoa de pala corta, en primera categoría resultó reñidísima, txapela que por 2 tantos; 40-38, se llevó la pareja de la Real Sociedad, Navarro-Vigeon ante los representantes de l sociedad Oiangu; Xabier Ibarguren y Azeari Andonegi.

Partido, como decimos, abierto hasta el último instante, que en el ecuador del mismo reseñaba un 23-20 a favor de los donostiarras. Diferencia que se redujo en el 34-33, que fue de empate a 37, recta final en la que los donostiarras tuvieron más fortuna. En cualquier caso, y al igual que los campeones, Ibarguren II y Andonegi logran el pase para jugar en la próxima campaña en la liga de honor de Euskal Herria.

En tercera categoría, la suerte se alió con la representación urdiña, y Aitor Otegi (Ordizia) y Martin Mendikoa (Arizkun) se hacían con la txapela por la mínima; 40-39 ante Badiola y Sánchez (Euskal Jolas).

Doble premio porque además de la txapela la pareja de la sociedad Oiangu conseguía el ascenso a segunda categoría.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos