El primer equipo de baloncesto consigue una trabajada victoria en Burgos

DV ORDIZIA.

Era importante para el primer equipo de basket; el Ordizia Basoa Banaketak obtener la victoria en esta jornada, que le llevaba a ejercer de visitante en Burgos. Primero por lo apretada que se encuentra la clasificación de mitad de la tabla para abajo, y segundo, porque al equipo le hacía falta un triunfo que reivindicase su forma de juego y la calidad de sus jugadores en esta nueva categoría.

Los ordiziarras bordaron la primera mitad del encuentro. Jugando con gran alegría y fluidez en ataque, desbordando al rival en el uno contra uno, marcando el territorio sin paliativos. Y en defensa, con su característico buen hacer, atentos a su par y adueñándose del rebote; en definitiva, dando una exhibición de buen baloncesto, marcando el tiempo del juego para irse al descanso con un marcador de: Universidad de Burgos 35-Ordizia 51.

Sin embargo, en la reanudación del envite llegaba la lesión de Andoni Gaztañaga en una jugada de mala fortuna para el bravo jugador urdiña. Para entonces los locales, sin recursos a la hora de parar el juego urdiña, trataban de detener el vendaval ordiziarra con un juego mucho más agresivo, que no debemos confundir con intenso y que permitieron los colegiados. Los enfrentamientos de uno contra uno se volvieron toscos, con mucho contacto, aprovechando la condición de locales.

De esta manera los burgaleses lograron en este tercer cuarto ponerse a un solo punto en el marcador, pero los del txoko tirando de oficio, que lo tienen, controlaron la situación y se fueron de once puntos.

El último periodo volvió a ser de infarto para los intereses urdiñas. Los burgaleses no se dieron por vencidos y redujeron la ventaja, nuevamente, a un solo punto, a 2:50 del inicio del mismo.

Pero en esta ocasión tocaba ganar y los urdiñas consiguieron mantener la ventaja y aumentarla por momentos, hasta cosechar la victoria final por cuatro puntos, Universidad de Burgos 79-Ordizia 83. Un triunfo que sitúa a los de Mendiluze y Sarasola en la octava posición, justo en la mitad de la tabla.

Toca esperar a que nuevas pruebas certifiquen, con exactitud, el alcance de la lesión de Andoni.

Clasificado para el ascenso

El segundo equipo, recibía la visita del Easo en su feudo de Majori. Los donostiarras se encontraban en la tercera posición de la tabla, mientras que los urdiñas, líderes del grupo, avanzaban firmes hacia su objetivo de clasificarse para disputar el ascenso, objetivo que podría darse, matemáticamente, en esa jornada en caso de obtener la victoria.

Los de Mike salieron concentrados a la cancha para obtener, cuanto antes, esas primeras canastas que les liberarían de los nervios iniciales.

Los de txoko jugaron un partido serio, basado en una fuerte e intensa defensa, para rematar con un juego práctico en ataque, lo que se tradujo en una victoria que no estuvo en peligro en ningún momento a lo largo del encuentro.

Los ordiziarras se hicieron con la victoria por 63 a 47, obteniendo así la clasificación, matemática, para los puestos de ascenso, tres jornadas antes de terminar esta primera fase. Enhora buena para Mike y su equipo, y ahora a centrarse en el empeño por lograr ese objetivo final.

El sénior femenino se desplazaba hasta Donostia para enfrentarse al CD Internacional, en un intento por ganar un encuentro que pondría por delante en la clasificación a las ordiziarras, dado que hasta este momento se encontraban empatadas a partidos ganados. El envite fue igualado hasta la segunda mitad del segundo cuarto, momento en el que las ordiziarras encajaron una serie consecutiva de canastas que les puso siete puntos por debajo en el luminoso. A partir de ahí, el cuerpo técnico urdiña no acertó con la táctica adecuada para darle la vuelta al marcador y las del txoko terminaron perdiendo por 50 a 39.

El junior masculino, noveno clasificado, recibía la visita del Askatuak, segundo. Partido a priori muy complicado por lo que la clasificación dejaba entrever. Los ordiziarras jugaron un partido serio, dinámico y pleno de entrega, y estuvieron dentro del partido hasta el descanso; 26 a 33.

Sin embargo, a la vuelta del mismo, los donostiarras jugaron más fluido demostrando el por qué de su segunda posición, a lo que los del txoko no pudieron responder de un modo efectivo. Resultado final, Ordizia 43-Askatuak 65.

El junior femenino, segundo clasificado, recibía la visita del Arri BKL, partido que, como en todos los derbis, se respiraba un cierto aire de sana rivalidad, a parte del interés por los puntos en juego.

Las ordiziarras jugaron un buen baloncesto, demostrando bien a las claras su condición de equipo favorito, con rápidas transiciones, juego paciente en ataque, buscando al mejor componente para ejecutar la canasta además de una seria defensa acompañada de un no menos efectivo pressing. Esta fue la receta que Markel puso en la cancha para llevarse el gato al agua.

Con la bocina, el marcador indicaba un justo; 59 a 44.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos