Las pensiones de viudedad, a debate

Maite Bilbao, a la izquierda, preside la Confederación de Viudas./
Maite Bilbao, a la izquierda, preside la Confederación de Viudas.

Maite Bilbao aborda esta problemática mañana a las 18.00 horas en el centro social Zuhaizti

DV ORDIZIA.

Invitada por el área de Igualdad del Ayuntamiento y el centro social Zuhaizti, Maite Bilbao, presidenta de la Federación de Asociaciones de Viudas del País Vasco, y recientemente, a su vez de la Confederación de Federaciones y Asociaciones de Viudas de España (CONFAV) recala mañana en el salón de actos del centro social Zuhaizti para abordar un tema de candente actualidad y ofrecer una conferencia que ha titulado 'La miseria declarada: las pensiones de viudedad'.

En un momento, exponen Maite Bilbao en el que la ciudadanía pensionista ha iniciado un movimiento contra la mísera subida de las pensiones, las mujeres viudas que llevan décadas luchando por incrementar sus pensiones, se están sumando a dicho movimiento. Porque se sabe que las mujeres se llevan la peor parte, es decir, sus pensiones son infinitamente más bajas en el momento más vulnerable de sus vidas.

Como es sabido, añade, un porcentaje muy elevado de las pensiones de viudedad se encuentran en este momento en el umbral de la pobreza. Las mujeres históricamente han trabajado en el hogar familiar cuidando de su descendencia, de su ascendencia y siempre como cuidadoras. Un trabajo reproductivo no reconocido por la sociedad, y por supuesto no remunerado. Ejemplo de ello son las pensiones que reciben al quedarse viudas.

Pero no solo se encuentran en esta situación las mujeres viudas, las pocas mujeres que en su generación tuvieron la suerte de trabajar por cuenta ajena también están recibiendo una pensión muy inferior a las percibidas por los hombres. La brecha salarial se hace evidente, puesto que las mujeres han accedido a trabajos pobremente remunerados. Incluso desarrollando el mismo trabajo, la categoría profesional no se ha equiparado para hombres y mujeres y tener familia tradicionalmente solo ha castigado a las mujeres, excedencias, o directamente dejar un puesto durante los primeros días meses, años de la criatura.

El departamento de Empleo estatal, apunta, está desarrollando una disposición adicional de la reforma de pensiones del 2012 mediante un Real Decreto que afectará a la subida de las pensiones más bajas y más desfavorecidas, del 52% de la base reguladora al 60%.

Aún no se conoce cómo va a afectar este Real Decreto a esas pensiones en concreto. La realidad es que todo quedará en papel mojado mientras no suban el techo de la pensión mínima. Hoy por Ley, explica, ninguna viuda cobra menos de 637,70 euros, que es lo establecido para el 2017. La pensión puede ser menor, pero se complementa con la RGI (Renta de Garantía de Ingresos) que completa hasta esos 637,70 euros. Si se sube la base reguladora de la pensión pero no se sube el complemento, al final seguirán cobrando 637,70 euros.

Efectivamente, la pensión mínima de viudedad está fijada este año en los 637,70 euros. Hay viudas cuyas pensiones están por debajo de este importe, pero el Estado aporta el llamado complemento a mínimos hasta llegar a esta cantidad. Con la subida contemplada en el proyecto de real decreto se puede dar la circunstancia de que suba la base reguladora en pensiones por debajo de 637,70 euros, pero estas viudas recibirán la misma cantidad ya que el complemento no varía.

La Federación de Asociaciones de Mujeres Viudas del País Vasco, nació en 1977 y engloba en la actualidad a 11 asociaciones de mujeres viudas con sedes en las tres provincias de la Comunidad Autónoma del País Vasco. Entidad que está confederada, a nivel estatal, en la CONFAV (Confederación de Federaciones y Asociaciones de Mujeres Viudas).

En estos momentos, la Confederación de Federaciones y Asociaciones de Mujeres Viudas reclama que ninguna pensión de viudedad esté por debajo de los 700 euros, y que se aplique el 70% de la base reguladora para las pensiones más bajas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos