Los pelotaris de la sociedad Oiangu seguirán un año más en primera categoría

ORDIZIA.

Los pelotaris de la sociedad Oiangu lograban aferrarse a la primera categoría al imponerse en la lucha por el descenso, en el campeonato de Gipuzkoa, de paleta cuero. Eliminatoria en la que Aitor Luzuriaga y Azeari Andonegi se imponían a los representante del Euskal Jolas, de Deba, por 35-21.

Luzuriaga y Andonegi lograban superar la presión que representaba el hecho de poder perder la categoría, comprometida situación que afrontaban tras un buen campeonato de liga en el que habían ganado cuatro des los seis partidos jugados. No obstante se daba la circunstancia de que un triple empate entre los tres primeros clasificados obligaba a la pareja de Ordizia a disputar, por tan solo 2 tantos de diferencia, la lucha por la permanencia.

Por su parte Unai Alberdi y Garikotz Agirrezabal se han hecho con la txapela de tercera categoría. Triunfo que cosechaban al imponerse a la, hasta ese momento, invicta pareja del Txost de Oiartzun por 35-22. Para los jóvenes, Alberdi y Agirrezabal es su segundo año compitiendo en herramienta modalidad en la que han demostrado que les aguarda un halagüeño futuro.

Baloncesto

El segundo equipo, primer clasificado, con dos victorias de otros tantos encuentros, abre la amplia cartelera del basket urdiña y recibe, hoy, a las 19.30, en Majori, la visita del Alde Zaharra, que ocupa la cuarta posición con una victoria menos.

Por lo que al partido disputado por el junior femenino de participación ante el Añorga se refiere, diremos que las urdiñas conseguían su tercera victoria, con la que encadenan tres, de tres encuentros disputados, dando así un inmejorable comienzo a la fase regular de la liga.

Aunque las cosas no comenzaron bien para las del txoko, dado que no encontraban su sitio en la cancha, viéndose dominadas por el rival, lo que les llevó a perder en el primer cuarto. Llegó el cambio de defensa local, de individual a zona, pero esta estrategia tampoco dio resultado. Tras el descanso vuelta a defensa individual, y ya más enchufadas y con mayor intensidad, pasaban a marcar el ritmo de juego logrando adelantarse en el marcador y a jugar con mayor tranquilidad. Al final del encuentro victoria ordiziarra por 51 a 39.

El cadete femenino no pudo superar el mayor poderío físico del Goierri ante el que acabó cediendo por 44-30. Y el infantil masculino haundi, pese a perder en su visita al Take, hizo gala de la marca del club al que representa; demostró carácter.

Fotos

Vídeos