El Ordizia de fútbol sala femenino y el Bilbo disputan en Majori el derbi vasco

DV ORDIZIA.

Tras el paréntesis navideño regresa la competición oficial al fútbol sala femenino, decimoquinta jornada, última de la primera vuelta, que el Ordizia afronta en casa, en una hora no habitual; las 20.00, en Majori, donde asiste a todo un derbi ya que recibe a un viejo conocido; el Bilbo. Las del Botxo ocupan, en este momento, la cuarta plaza a 5 puntos del líder; Sala Zaragoza. Las de Iñaki Heras y Emilio Ortiz por su parte son novenas con 12 puntos menos.

«Se trata de un partido complicado, porque somos dos equipos que nos conocemos bien y siempre hay rivalidad. Esta temporada, por puntos, estamos en situaciones diferentes, pero el Ordizia es un equipo a tener en cuenta. Ha cambiado la plantilla bastante, con bajas de jugadoras que en la categoría marcaban diferencias. De ahí su clasificación. Nosotras tenemos que mejorar para que no ocurra lo de esos partidos en los que hemos conseguido empates y teníamos que haber sacado victorias», apunta José Andrés Muñoz, míster del Bilbo.

Por su parte las urdiñas se muestran muy motivadas y decididas a que en el primer partido de este año los 3 puntos se queden en casa. Su decisión no es otra que darlo todo y luchar hasta el final. «En este derbi vuestro apoyo, indican, dirigiéndose a la afición, va a ser decisivo. Os esperamos».

Primer partido de la segunda vuelta, en la categoría regional preferente, en la que los de Imanol Rubio y Javi Martín visitan a las 16.00 en Loinaz al Beasain, undécimo. Los vagoneros vencieron 0-2 en Altamira, en un partido en el que los beasaindarras hicieron los dos goles en poco tiempo, mientras que los urdiñas perdonaron ocasiones. Queda la mitad de la liga, 15 partidos, y el de hoy, sobre el papel, no representa un encuentro imposible.

El juvenil de la liga vasca afronta una difícil papeleta a las 15.30 en Berio ante el Antiguoko. Los donostiarras son líderes, mientras que los de Javi y Joselu ocupan puestos de descenso. No obstante, los ordiziarras tienen equipo para ocupar puestos más alegres. Los donostiarras empataron a un gol en Altamira, tanto que marcaron en el m.93. Aupa Ordizia.

Nueva y prometedora etapa para el primera juvenil, escuadra que da comienzo a la Copa de Gipuzkoa, en la que concurren seis grupos de ocho equipos, excepción hecha del que ha quedado encuadrado el Ordizia que es de siete. Certamen en el que los de Larra y Rafa Peñalver 'Txuku', tienen puestas muchas ilusiones. Se clasifican para la tanda final los dos primeros de cada grupo y los cuatro mejores terceros. Esperemos que una de esas 16 escuadras sea el Ordizia. De salida, los urdiñas juegan en casa, concretamente hoy a las 12.00, ante el Euskalduna. Nada como empezar con un triunfo.

El cadete de honor da comienzo a la segunda vuelta, a las 11.30 de esta mañana en Mintxeta frente al Elgoibar. Los rojiblancos vencieron 1-3 en Altamira, en un partido en el que el resultado fue engañoso ya que los de Enrique y Axier merecieron mejor resultado. Hoy afrontan un compromiso nada sencillo dado que visitan al segundo clasificado, en un encuentro de esos en los que hay mucho que ganar y poco que perder.

El infantil txiki, segundo de grupo, está citado a las 12.45 en el Karla Lekuona donde le aguarda el Oiartzun; cuarto con 9 puntos menos que los ordiziarras. Los chavales de Fran e Iñigo ganaron en la primera vuelta 2-0. Venciendo hoy allanarían sus posibilidades de pasar a la siguiente fase, que representaría todo un éxito. El Ordizia suma 15 puntos, 28 goles a favor y 5 en contra en 6 partidos. A falta de cuatro encuentros para concluir esta etapa.

Balonmano

El primer equipo, el Siglo XX Plater Prestatuak se desplaza a Gasteiz, donde a las 20.00 horas le aguarda el Corazonistas. Con este encuentro se inicia la segunda vuelta, que esperemos siga, para el conjunto urdiña, por los mismos cauces de la primera. Hoy el Ordizia rinde visita al noveno clasificado, que eso sí, en la primera vuelta se impuso en Majori, 26-29.

Partido complicado para los dirigidos por Marina, que se miden a un conjunto que aunque no logra muchos goles tampoco recibe demasiados, pero que sabe manejarse en partidos de guarismos bajos. Aunque la diferencia de puestos en la clasificación es amplia, no es así en puntos, les aventajamos en 4 y ésta es una buena ocasión para alejarse y dejar que queden en tierra de nadie.

El juvenil femenino recibe a las 12.45, en Majori, la visita del Bera Bera, líder invicto de la categoría.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos