Nagusilan sale mañana a la calle

Nagusilan colabora a su vez en el programa que conjuga actividad física y relación social 'Goazen Ordizia'./
Nagusilan colabora a su vez en el programa que conjuga actividad física y relación social 'Goazen Ordizia'.

Vuelve a buscar personas que quieran donar parte de su tiempo libre a los demás

DVORDIZIA.

Al igual que lo viene haciendo desde hace casi 20 años, Nagusilan, asociación de personas voluntarias que donan parte de su tiempo libre a los demás, sale mañana a la calle, aprovechando la jornada ferial y el contexto navideño, quizá más propicio, en busca de nuevas incorporaciones.

Un mensaje y llamada a la solidaridad, que a principios de 1999 trajo a Ordizia José Ramón Aragón, miembro de la ONCE, quien expuso en el Hogar el creciente y serio problema, que entre las personas mayores representaba la soledad. En agosto de aquel año, Nagusilan era ya una realidad en el municipio.

Y desde entonces, la entidad que surgió para hacer frente a la soledad y al aislamiento social, no ha hecho más que dar el callo y ampliar su ámbito de actuación.

Y qué ocurre, que por diferentes motivos, en la aldea global, la comunicada en redes sociales, etc, la soledad, por ejemplo, sobre todo entre las personas mayores, crece de manera más que preocupante.

«Las personas mayores, apuntan en Nagusilan tenemos, hoy, derechos que hace pocas décadas eran impensables. Sin embargo, la crisis financiera que las doctrinas neoliberales están imponiendo, amenazan con la revisión regresiva de estos servicios. Por eso, añaden, es muy importante que en este debate en el que están en juego muchos de estos derechos, las personas mayores; las más afectadas, estemos presentes ocupando nuestro espacio en las mesas de trabajo junto a las instituciones públicas, para poder defender nuestros intereses en los consejos locales comarcales o forales de bienestar social».

«Somos conscientes de que la familia, como institución, sigue siendo la principal fuente de apoyo para el cuidado de las personas dependientes, si bien los servicios domiciliarios que prestan las instituciones son fundamentales», exponen.

La gran mayoría de las personas mayores prefieren permanecer en sus casas bajo el cuidado de un ser querido y en condiciones dignas de habitabilidad. Exigencia esta que sigue sin cubrirse por las barreras arquitectónicas que tienen que soportar por falta de ascensor, ausencia de baños o duchas adecuadas, insuficiencia de calefacción, etc».

Nagusilan ha asumido su compromiso de salir en defensa de una mejor la calidad de vida de las personas más vulnerables. Su prioridad es acercarse y compartir amistad y compañía con las personas que por diversas circunstancias han quedado más desprotegidas de su entorno natural o familiar.

En Ordizia, Nagusilan está formada por 33 personas voluntarias que tratan de paliar este déficit de autonomía que tanto añoramos cuando la edad avanza. Simplemente se trata de que no se sienta olvidado ni marginado por la comunidad en la que vive.

Los espacios de trabajo voluntario están unidos a las necesidades de acompañamiento en la Residencia, en el Centro de Día, en el Centro de discapacidad intelectual Garagune, en el Hogar, en Goazen Ordizia, en el Banco de Alimentos, etc.

Cada voluntario elige su tiempo de dedicación y dónde quiere prestar su compañía. «Para todo esto, necesitamos más apoyos voluntarios para que entre todos, hagamos un poco más feliz y llevadera la vida de los que lo necesitan». Mañana miércoles, Nagusilan sale de nuevo a la calle agitando el eslogan 'Hazte voluntario' (telf. 622732956).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos