El miércoles de Pascua, Artzain Eguna

Fiesta y exaltación del mundo del pastoreo y bienvenida oficial al queso nuevo

ORDIZIA.

Como lo viene haciendo prácticamente desde sus orígenes, tiene lugar desde su segunda edición, el miércoles de la Semana de Pascua, representa, en Ordizia, la cita con la primera feria extraordinaria del año; el Artzain Eguna.

Una fiesta que echaba a andar el 20 de mayo (sábado ) de 1995, de la mano del Ayuntamiento, la Denominación de Origen Idiazabal, la Cofradía del Queso Idiazabal de Ordizia, y la entonces Asociación de Agricultura de Montaña, hoy agencia de desarrollo rural; Goimen, acompañada, para la ocasión, de un mercado extraordinario.

Primera de las ferias extraordinarias, anuales, que se celebran en Ordizia, que surgió y lucha por reeditar aquellos objetivos y metas que animaron a sus promotores a la hora de llevarla adelante.

La primera, convocar al gran público y realizar una fiesta del queso con motivo de su nacimiento, es decir, dar la bienvenida, oficial, al queso nuevo; a una nueva campaña. De esta manera nacía la presentación del Queso Joven Idiazabal.

Una puesta en escena y cita con la que sus impulsores pretendían hacer llegar al consumidor la idea de que el Idiazabal había entrado a formar parte de los grandes quesos de prestigio internacional, sin perder su esencia ni personalidad ya que al día de hoy sigue siendo un queso, fruto de un sector tradicional que por sus características, y por el modelo de producción al que responde, resulta estacional, es decir que su elaboración está centrada en unos meses del año; de diciembre a julio, fundamentalmente, con un pico en primavera.

Estacionalidad que desde el punto de vista comercial, llega al mercado, sobre todo de la mano de la primavera, y que afortunadamente para la mayoría de los productores, representa o da lugar a que se acabe antes de que finalice el año.

Desde ese punto de vista el Artzai Eguna, con la exposición de carneros, ovejas, el paso de los rebaños, la demostración de elaboración de queso, esquileo, etc, etc, supone y representa un auténtico escaparate del sector. Una fiesta que, a su vez, reconoce el empeño de los elaboradores y además, la labor de aquellas personas y entidades que sin ser profesionales del sector, colaboran y contribuyen en favor del derivado lácteo de Euskal Herria.

Desde aquel 1995, edición tras edición, los promotores de esta pedagógica iniciativa han dedicado un sencillo homenaje a esas personas o entidades que sin ser, en su gran mayoría, parte intrínseca del sector le han echado un capote. No cabe confundir con la persona invitada a realizar el corte del queso joven, acto que simboliza el comienzo oficial de una nueva campaña.

Pues bien, en aquel mayo de 1995, el gesto de gratitud recayó en José Manuel Goikoetxea, entonces, alcalde de Alsasua y hombre clave en la mejora de dicho producto. Gracias a su labor fue posible la unificación de la Denominación de Origen del Queso Idiazabal entre Navarra y la Comunidad Autónoma Vasca.

Al año siguiente, el reconocimiento fue para el sacerdote de Iparralde, Michel Lekuona. En la tercera presentación, el placet lo recibió el especialista catalán, Enric Canut. En 1998 la distinción se le dedicó al santanderino, Manuel Arroyo, impulsor de los quesos de elaboración artesanal. En 1999, destacada mención, en el recuerdo, para el fallecido, Gaizka Macho, entusiasta y admirador del Queso Idiazabal.

En el 2000, agradecimiento para el navarro José Antonio Otxandorena, trabajador infatigable a favor del Idiazabal y fundador de Artzai Gazta. En el 2001, la distinción fue para José Mari Ustarroz, actual presidente de la Denominación de Origen del Queso Idiazabal. En el 2002 para José Antonio Merino, quien fuera gerente de la Denominación de Origen Idiazabal durante 14 años, y creador del Consejo Regulador.

En el 2003 para el gastrónomo, Mikel Zeberio, al año siguiente para Luis Herrero, técnico madrileño del mundo de los lácteos. En el 2005, para el crítico gastrónomo: Cristino Alvarez, 'Caius Apicius'. En el 2006 para el Comité de Cata de la Denominación de Origen Idiazabal. En el 2007 para el especialista en la materia José Luis Martín. En el 2008 para el crítico gastronómico Peio García Amiano.

En el 2009 para el equipo de investigación del queso Idiazabal de la Facultad de Farmacia de la UPV en Gasteiz. En el 2010 para la Cofradía Vasca de Gastronomía. En el 2011 para Jesús Oleaga (Mungia 1946), titular del restaurante Olega de Gasteiz, y miembro, desde su creación del Comité de Cata. En el 2012 para el programa de EITB, Sustraia. En el 2013 el reconocimiento recaía en Nestor Basterretxea. En el 2014 el agradecimiento a su esfuerzo se lo llevaba el Centro de inseminación artificial, Ardiekin, de Gasteiz. Distinción que en el 2015 se llevó el Grupo Eroski, en el 2016 el pastor ordiziarra, Joseba Insausti y el año pasado, Niko Osinalde, director de Goitur.

Este año, agradecen su veterana y antigua colaboración al hostelero cántabro, Zacarías Puente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos