Llegan las huertas municipales

Rosa Aurkia (técnico de medio ambiente), Joseba Aranburu (concejal) e Itsaso Olaizola (Baratze Parkea). /  MARIN
Rosa Aurkia (técnico de medio ambiente), Joseba Aranburu (concejal) e Itsaso Olaizola (Baratze Parkea). / MARIN

El Ayuntamiento prepara 32 huertas en San Juan que quedan incluidas en la red 'Baratze parkea'

DV ORDIZIA.

Sin duda la ancestral labor de cultivar la tierra, hoy ya desde el ámbito del ocio, como autosatisfacción, no sólo permanece sino que podría decirse, representa una reclamación o tenencia en auge, ni qué decir, del éxito cosechado por los huertos urbanos, que han florecido en tantas terrazas y balcones, sobre todo, en las grandes ciudades.

En este contexto, el Ayuntamiento en colaboración con Kutxa Ekogunea, habilita, en estos momentos, una parcela municipal, en el barrio de San Juan, en la que surgen 32 huertas, cada una de 30 metros cuadrados. Una iniciativa que responde a un planteamiento social, es decir, no fomenta, por ejemplo producción para la venta, sino un lugar de encuentro, que favorezca e impulse aspectos relacionados con el respeto al medio ambiente, la ecología, el autoconsumo y la alimentación saludable.

Desde este planteamiento, las 32 huertas quedan clasificadas de la siguiente manera: cinco, destinadas a personas en situación precaria (sin trabajo, receptores de ayudas de emergencia social o discapacitadas). Dos huertas, para colectivos de interés especial (asociaciones sin ánimo de lucro, centros escolares, fundaciones, etc). Y las 25 restantes para la población en general.

Huertas y hortelanos que contarán con todo el apoyo y asesoramiento de 'Baratze parke sarea' (presente en 19 municipios) curso de iniciación en agricultura ecológica, talleres prácticos, actividades de dinamización, seguimiento, etc.

Las personas y colectivos interesados deben realizar la correspondiente solicitud, a más tardar el 15 de marzo, en la Oficina de Atención Ciudadana, o escribiendo al correo rosa@laiacoop.net, rellenando el impreso de solicitud municipal, y entregando copia del DNI, y, en su caso, copia del documento que acredite estar en situación de desempleo, ser jubilado o pensionista. Si las solicitudes superaran en número a la cantidad de huertas disponible, se concederán en función de unos criterios definidos para este supuesto.

Imprescindible, estar empadronado en el municipio desde hace al menos dos años. Encontrarse al día en el pago de las tasas y demás obligaciones municipales. No ser miembro de una unidad familiar usuaria de otra huerta. Ni que la persona solicitante o algún miembro de su unidad familiar sea propietaria o beneficiaria, por derecho de uso o por arrendamiento de un terreno agrícola, en la comarca del Goierri.

La licencia municipal para el aprovechamiento o uso de la huerta será de un año y ese plazo se prolongará, como mucho, por tres años.

Las personas adjudicatarias pagarán un canon por la utilización del terreno, así como una fianza para asegurar el buen uso de los bienes municipales. El canon será de 10 euros al mes, es decir, 120 euros al año. Y la fianza (entrada) de 100 euros.

No pagarán canon ni fianza, las personas en situación de mayor indefensión con respecto a otras, como son, las personas sin empleo, con discapacidad o beneficiarias de ayudas de emergencia social.

Tampoco los colectivos de interés especial, como asociaciones sin ánimo de lucro, centros escolares, o fundaciones que hayan suscrito con el Ayuntamiento un convenio para el uso de la huerta.

Existirá una toma de agua, una cabaña para guardar las herramientas y zona para compostar los restos de las hortalizas. Las herramientas serán comunitarias, de uso compartido, propiedad del Ayuntamiento y de Ekogunea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos