Irene y Ana Usabiaga en el Campeonato de España de pista de Palma de Mallorca

DV ORDIZIA.

El velódromo balear de Palma de Mallorca, el Palma Arena acoge de viernes a domingo, el Campeonato de España de pista élite y sub 23, con un total de 18 títulos en juego, con paridad de total de disciplinas, tras la inclusión definitiva de la madison femenina, que el año pasado fue prueba de exhibición.

En total, cerca de un centenar de ciclistas; algo más de 60 hombres y una treintena de mujeres. tomarán parte en este nacional, por autonomías. Entre los inscritos, cabe destacar a los fondistas Albert Torres (Baleares) y Sebastián Mora (Comunidad valenciana), Vicente García de Mateos (Castilla-La Mancha) o Illart Zuazubiskar (Euskadi), así como a las féminas Leire Olaberria (Gipuzkoa-Ogi Berri), que regresa tras su maternidad, Gloria Rodríguez (Murcia) y a las ordiziarras; las hermanas Ana e Irene Usabiaga (Euskadi).

Baloncesto

El sénior femenino se estrenaba en la competición liguera en Donostia ante el Easo, encuentro que comenzó bien para las ordiziarras, llenas de ilusión, desarrollando un juego fluido en ataque, y con gran concentración defensiva, lo que les puso las cosas muy difíciles a las anfitrionas consiguiendo un resultado positivo en la primera mitad del envite; Easo 16-Ordizia 19.

Sin embargo, la segunda mitad fue de color local. Tres malas decisiones de las ordiziarras sirvieron para que las anfitrionas abriesen brecha en el marcador y comenzasen a jugar con más fluidez. Llegaban con más facilidad al feudo ordiziarra y a pesar del empeño de las urdiñas no consiguieron frenar el juego donostiarra. Al final; Easo 60-Ordizia 33. A pesar de la derrota, encuentro para aprender.

Cuando estamos plenas de concentración las cosas salen bien y plantamos cara a un buen rival, en cuanto nos vamos del partido, merced a una mala racha de juego, las cosas se complican y tenemos que aprender a dar la vuelta a este tipo de situaciones, apuntaba el mister, Lander. A pesar de este resultado, el conjunto nos va a dar buenas y muchas alegrías esta temporada”.

El junior masculino recibía al Soraluce-Bergara. Los urdiñas venían de perder en su primer encuentro ante el Internacional donostiarra, pero dejando una magnifica sensación de juego y de carácter en la cancha, por lo que la primera victoria no tardaría en llegar.

Y así fue, el conjunto de Zufiria salió enchufado, como es habitual, ante un rival que iba a ser complicado doblegar. El primer cuarto tuvo color foráneo, los ordiziarras fueron a remolque, con desventajas cortas, pero de ésas que dejan respirar al equipo tranquilo. A falta de un minuto para el final del primer cuarto la diferencia era de 7 puntos, que consiguieron reducir a 3 in extremis; 12-15. El arranque del segundo cuarto resultó espectacular; parcial de 13 a 2 para los urdiñas, en los primeros cinco minutos, que los foráneos respondieron con un 0 a 11, para irse al descanso con un empate a 28.

El tercero fue de los visitantes, en un continuo toma y daca que benefició al conjunto visitante, Ordizia36-Soraluce-Bergara 45. Sin embargo la reacción de los urdiñas no se hizo esperar. Para el minuto 3 de la reanudación, los ordiziarras habían igualado el encuentro, y gracias a un parcial de 24 a 14 consiguieron hacerse con el triunfo. Ordizia 60-Soraluze Bergara 59.

El junior femenino de rendimiento vistaba al Arri BKL. El envite tuvo neto color urdiña. Las ordiziarras supieron mantener su supremacía en la cancha y dominar el tiempo de juego desde que comenzó a rodar el balón. La defensa urdiña fue fundamental para cumplir con su objetivo, de forma que las beasaindarras sólo lograron anotar 5 puntos en el primer cuarto, seis en el segundo y otros seis en el tercero para que el luminoso indicase al final del tercero; 17-41 a favor de las del txoko.

En la última tanda de diez minutos, las urdiñas jugaron más relajadas, lo que hizo que las vagoneras redujeran la diferencia a 11 puntos, pero un par de triples consecutivos de las urdiñas dejaron las cosas en su sitio; Arri BKL 39-Ordizia 57.

El junior femenino de participación ejercía de visitante ante el Bera-Bera. El Ordizia fue netamente superior a las donostiarras durante gran parte del encuentro, teniendo muy claro cómo debía actuar para frenar a sus rivales además de demostrar una solvencia atacante suficiente para hacerse con el compromiso. Sin embargo en el último cuarto, las donostiarras se metieron en el partido merced a algunas buenas acciones en ataque y en parte, debido a la relajación de las urdiñas que daban el encuentro por finiquitado. Al final triunfo ordiziarra por 21 a 28.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos