El infantil femenino de rendimiento de basket se jugará el título en Majori

DV ORDIZIA.

El sénior femenino le plantó cara al Iraurgi, líder de la fase regular, en el que representaba el encuentro, ida, del torneo copero. El envite se decantó a favor de las visitantes. Las de Mujika y Olano se foguearon tanto en defensa como en ataque, y por entrega no fue. La clave, el acierto ante el aro.

Este ha sido el último partido del conjunto urdiña, en Majori, de esta temporada (devuelve la visita este fin de semana) y aunque no pudo despedir el curso dedicando la victoria, 31-74, a la afición, el equipo quiere agradecer a los seguidore que partido a partido han acudido a Majori.

El júnior masculino recibía al Take. Los urdiñas ocupaban la cuarta plaza mientras que los tolosarras la séptima, con el mismo número de victorias. Los del txoko comenzaron un tanto descentrados por lo que en este primer cuarto se vieron superados por el Take, 13-21. Sin embargo, a partir del segundo comenzó a llegar la remontada. Los urdiñas establecieron bien su territorio a defender y combinaron estrategias ofensivas, que al fin y a la postre les dieron la victoria,60-54.

El júnior femenino de rendimiento disputó los cuartos de final de la liga como octavo, ante el primero, el Bera-Bera. Las ordiziarras plantaron cara a las donostiarras en el primer cuarto, pero en ese último minuto un parcial de 10-0 para las donostiarras daba al traste con las ilusiones del conjunto. A partir de aquí las donostiarras se mostraron intratables, haciendo buena su primera posición en la liga regular. Al final, 73-35 para las donostiarras. Así las urdiñas dan por terminada una intensa temporada de buen trabajo.

El cadete masculino recibía al Easo en un intento de mantener la categoría. Los chicos de Iza realizaron un partido completo pero la victoria cayó del lado visitante, 44-51.

El cadete femenino ejercía de anfitrión ante el Añorga. La diferencia en la clasificación, primera posición de las ordiziarras por la octava de las foráneas, no fue una variable determinante.Las donostiarras, en ningún momento estuvieron por delante en el marcador pero fueron capaces de empatar en varios momentos del encuentro. Sin embargo, la mayor solidez del conjunto ordiziarra le dio la victoria, 47-42.

El infantil femenino de rendimiento recibía al Easo Lorea en encuentro de vuelta de la semifinal de liga. En la ida, las de Mendiluze dejaron claro quién era el líder de la categoría llevándose la victoria por 43 puntos. En esta ocasión las cosas no cambiaron mucho. El Ordizia es un buen conjunto, hay momentos en los que da lecciones de juego posicional, muestra de ello es que las donostiarras consiguieron tres puntos en el primer cuarto y otros tres en el último. En consecuencia la victoria se quedó en Majori por un holgado 67 a 17. Las urdiñas jugarán la final del campeonato de Gipuzkoa, este sábado en Majori ante el Easo Arritxulo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos