Extraordinario y exitoso doble Día del Niño

Más de 400 integrantes conformaron la tamborrada infantil que recorrió las principales calles de la villa. / FOTOS MARÍN
Más de 400 integrantes conformaron la tamborrada infantil que recorrió las principales calles de la villa. / FOTOS MARÍN

Ordizia vuelve a lanzar hoy el chupinazo en un inusual día de feria. El fin de semana dedicado a los más pequeños da paso a la segunda tanda festiva

RAFA ARIZMENDI ORDIZIA.

La localidad del Goierri despidió ayer la primera tanda de las fiestas que organiza en honor a su patrona, Santa Ana. Largo y agotador fin de semana que echaba a andar el viernes a la noche y que concluía, ayer, a efectos de programa con la retreta de la tamborrada infantil, que tuvo lugar pasadas las 21.30 horas.

Primera entrega festiva en la que los más pequeños se convierten en los protagonistas activos de un intenso listado de propuestas bullangueras: día de las cuadrillas, cabezudos, vaquillas con Gorriti, disfraces, verbena, una exitosa y multitudinaria diskoparranda... Actividades que comparten agenda con otras más solemnes; aurresku, tamborrada, que en cualquier caso, se suceden de manera encadenada. Conclusión; un maravilloso sinvivir festivo, verdaderamente agotador.

Día del Niño que viene celebrándose desde julio de 1964, fecha en la que la Catequesis, de la mano de un joven sacerdote recién llegado a la localidad, Félix Garitano, optó por reunir las diferentes actividades festivas en una jornada en la que pasaban a ser exclusivos protagonistas. Surgía 'El Día del Niño', que fue creciendo y sobre todo, dando respuesta a las reclamaciones de los más pequeños; vaquillas, toro de fuego, cuadrillas txikis...

Así las cosas, en 1976, 'El Día del Niño', incapaz de dar cabida en una sola jornada a toda la jarana acumulada, recurría a la bíblica multiplicación de las cosas y desde entonces lograba que el 'Día' pasara a ser todo un fin de semana.

Tras el quinto levanta que supone la alborada, la jornada de ayer comenzó a las 11 horas con la celebración de la misa mayor en la parroquia, donde manteniendo la costumbre, al final de la misma tambores y barriles, acompañados por la banda de música Berti Argi interpretaron la 'Marcha de Villafranca', del maestro José Luis Gurrutxaga, que Ordizia escuchó, por primera vez hace 70 años. Composición que en un recinto de tan buena acústica adquiere especial sonoridad.

De la parroquia a la Plaza Mayor, donde a las 12.00 se celebró el centenario aurresku infantil, cantera de la antiquísima Eskudantza de Santaneros. Aurresku que como viene ocurriendo desde hace años en los actos festivos más formales o solemnes, volvió a reunir a una cuerda mayoritariamente femenina. Requerimiento de formar pareja, que así las cosas, reúne a dos chicas, eso sí, una hace el papel y lleva pantalón largo. En la tamborrada que recorrió las calles céntricas del municipio, más de 400 integrantes, la mayoría chicas.

Caprichos del calendario, hoy lunes, segundo chupinazo santanero acompañado de una inusual mañana de feria.

Temas

Jaiak

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos