Por un estilo de vida saludable

D'elikatuz vuelve a insistir en la importancia de la fruta y verdura, así como en la actividad física. / MARIN
D'elikatuz vuelve a insistir en la importancia de la fruta y verdura, así como en la actividad física. / MARIN

La campaña del centro de la alimentación de D'elikatuz se centra este año en la familia

DV ORDIZIA.

La feria de ayer, primera tras las navidades, se vio acompañada de cierto efecto 'resaca'. Perjuicio que acompañó a la gran nevada, dado que más de un baserritarra no tuvo ocasión, por que no hubo manera, de recoger nada de la huerta cubierta todavía por la nieve, cuando no helada. En consecuencia no se presentaron en la cita semanal de los miércoles.

Otro tanto de lo mismo ocurrió con una nueva campaña de venta de plantas de árboles, tradicionalmente unida a este primer mercado postnavideño. Comienzo de un nuevo ciclo en la naturaleza, puntual por tradición a este fecha, que tampoco echó a andar porque la situación en los viveros reclamaba compás de espera.

Nadie se dio cita en la báscula, veremos, valga la expresión, en qué termina por quedar esta vieja costumbre, en concreto por lo que a la compra-venta de cordero se refiere, dado que, se diría que los vendedores intuyeron que la otra parte contractual, los carniceros, esta semana optaban por quedarse en casa.

Y en la Plaza, reinaba el entusiasmo tras haber finalizado y superado la dura prueba navideña ante el mantel, un año más cercana al exceso, además concatenado. Así las cosas, la cesta de ayer se llenaba de fruta y verdura. Y como alguien apuntó, bien podría haberse catalogado como la feria 'depurativa'.

Recurso a la obligada y necesaria ley de la compensación, que bienvenida sea, si bien, puntual a este enlace cierre de un año y principio de otro, D'elikatuz, como lo viene haciendo desde hace más de una década, aprovecha ese 'dolor de los pecados y propósito de la enmienda' para insistir como lema, norte, y llamada de atención, en que la clave del bienestar reside en mantener un estilo de vida, basado en dos grandes principios, la alimentación saludable y la actividad física.

Un planteamiento que, año tras año, ha aprovechado para centrarse, de manera especial, en un grupo concreto de población; los trabajadores o ámbito laboral, las personas mayores, el deporte, las personas con discapacidad intelectual, los estudiantes, en concreto los universitarios, la mujer, la población infantil-juvenil, etc, para este año, centrarse en la familia y echar mano de la campaña 'el mantel de mesa'.

Así las cosas, el soporte de la campaña es un mantel, individual y reutilizable, que aprovecha sus dos caras para trasladar en euskera y castellano, bajo el lema 'Un día en familia' los mensajes más importantes de esta campaña, en la que colabora, un año más, la Diputación, y a la que se suma Kutxa Fundazioa.

Tras dos talleres de cocina saludable en familia con la idea de incidir en la importancia de fomentar esta actividad en el seno familiar. Partiendo de la constatación de que en las edades más tempranas, a menudo, un amplio porcentaje de esta franja de población no se acerca al consumo requerido de fruta y verdura, el mantel reproduce imágenes de niños y padres, todos en familia, elaborando distintos platos a base de estos productos. De esta forma, además de hacerles ver la importancia de introducir estos alimentos en sus dietas, se lanzan mensajes como lo divertido de prepararlos, de comer juntos sin TV ni móvil al alcance, de realizar actividad física también en familia, la necesidad de limpiarse las manos, etc.

Un planteamiento, mensaje y soporte gráfico del que ha acuñado 3.000 ejemplares, que recibirán los escolares que este curso visiten D'elikatuz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos