Colaboración para completar la foto

Certamen de queso de 1973, en el salón de plenos. Quien sujeta la pieza es José Ramón Lasa./
Certamen de queso de 1973, en el salón de plenos. Quien sujeta la pieza es José Ramón Lasa.

El álbum de la localidad solicita identificar a los personajes de la imagen

DV ORDIZIA.

Las fiestas vascas de esta última edición han dejado, en principio, un magnífico sabor de boca. Tiempo habrá todavía para que las entidades que en ellas concurren afinen a la hora del balance final.

A reseñar, antes de que se quede el apunte en el tintero, los homenajes que recibieron, el miércoles; Xabier Zeberio, al que en el momento de la tradicional sesión de bertsos en la 'Prazuela', a la que el ordiziarra de adopción no ha faltado en las cuatro últimas décadas,le dedicó la asociación 'Euskal Herriko Bertsozale Elkartea' con su presidente, Iñaki Murua, al frente. Sin avisar, de alguna manera 'a traición', un Xabier Zeberio emocionado se las vio y deseó para salir del trance y completar las rimas.

De la misma manera, con 'artimañas' en este caso 'a petit comité' los amigos le sorprendían y agasajaban, a otro Zeberio; al popular carnicero, Ramón Zeberio.

Y así como el concurso de queso mira para adelante, no sólo al objeto de estar a la última, sino si se diera el caso, de adelantarse a los acontecimientos, echa la vista atrás, para recoger y guardar con mimo cuanto documento; escrito, gráfico, tradición oral, etc, se refiera a la historia del certamen.

La propia Cofradía del Queso de Ordizia, organizadora, desde su constitución, del certamen, guarda el relato de la historia del concurso que resulta más genérico que de detalle, sobre todo, si se trata de las convocatorias que tuvieron lugar en las décadas de los años 60 y 70 de la pasada centuria. Presentado como concurso de Fiestas Euskaras, la primera alusión, documentada nos lleva hasta 1904. Liza de la que se sabe los nombres de los tres primeros clasificados y la cuantía de los premios que recibieron. Ganador, Francisco Muñoz (Zerain), premio, 30 pesetas.

A partir de ahí, Iñaki Hidalgo, que ha indagado sobre la materia, expone que de 1950 en adelante no faltan menciones sobre «concursillos y presentaciones de queso».

El 5 de septiembre de 1962, Fiestas Vascas, tiene lugar un concurso de derivados lácteos, organizado por el Ayuntamiento. Vencedor, Santos López (San Román-Alava).

Iñaki Hidalgo asegura que desde entonces el concurso de queso, bajo el auspicio del Ayuntamiento, ha tenido lugar, ininterrumpidamente, con carácter anual. Ya en la década de los 70, el estudioso subraya que el envite adquiere auge y asiste a una mayor participación de pastores (20 en 1972).

De esta manera, subraya Iñaki Hidalgo, ese mismo año, el Ayuntamiento acuerda que desde la siguiente edición, 1973, la liza tenga lugar en el propio salón de plenos. La convocatoria de 1974, enfatiza, «viene a representar un salto cualitativo ya que el Ayuntamiento redacta un reglamento con las bases del concurso». Decisión y año del que empieza a contar el concurso que actualmente conocemos, que de esta manera ha asistido a su 44 edición. En 1981 el concurso se traslada ya al frontón.

De todos esos años poca información más. Sí que las principales figuras del jurado fueron José María Busca Isusi y José Castillo.

Pues bien estos primeros días de septiembre nos traían una foto inédita, que pasa a formar parte del archivo o fototeca municipal, correspondiente al concurso de 1973. No hay duda de quien mantiene el queso en sus manos es José Ramón Lasa, quien durante muchísimos años estuvo al frente de su puesto en la feria junto a su esposa, Eugenia Beloki, actividad que desde hace casi tres décadas regenta su hijo Mikel, quien desconocía la existencia de la imagen. Toca ahora (no consta) ponerles nombre a quienes le acompañan en la foto.

Fotos

Vídeos