Azari convoca a los cazadores

Daniel Izquierdo, de Lasarte-Oria, ganador de tirada de pichón de la pasada edición. / MARIN
Daniel Izquierdo, de Lasarte-Oria, ganador de tirada de pichón de la pasada edición. / MARIN

Celebra mañana en Lazkaomendi una nueva edición de la tradicional tirada de pichón

ORDIZIA.

Mañana lunes, San Ignacio, patrón de Gipuzkoa, festivo a todos los efectos, la sociedad de caza y pesca Azari (1926), la más antigua de Gipuzkoa dedicada a estos menesteres, de las que permanecen en activo, asiste en este su 91 cumpleaños a esa antigua cita con los amantes de la caza, que celebra, en colaboración con el Ayuntamiento y dentro del programa santanero, cada 31 de julio, San Ignacio patrón del territorio histórico. Tirada de pichón a la que la entidad promotora convoca a todos los cazadores, en especial a los guipuzcoanos.

Veterana fiesta que, en los años 60 de la pasada centuria se celebraba en Altamira, días en los que esta zona era un descampado. Cuando se construyó la barriada, el festejo se trasladó al parque de Oiangu, de donde a finales de los años 80 pasó a las campas del caserío Albitxu, de Lazkaomendi, junto al bar Pipas. Y en este discurrir, el año pasado las circunstancias quisieron que el campo de tiro tuviera que trasladarse a la colindante campa situada próxima al restaurante Itxurrene, donde mañana vuelve a celebrarse la tirada.

Cita a la que una vez más le acompaña ese pronóstico meteorológico que de manera persistente, año tras año, amenaza lluvia pero que nunca se cumple.

Fiel a la modalidad colombaire, esta prueba está considerada como una de las competiciones más importantes del calendario guipuzcoano por su antigüedad, prestigio y premios.

El Gran Premio Azari cuenta con dos tandas. La primera comenzará a las 10 de la mañana y continuará hasta la 1 del mediodía. Mientras que la segunda echará a andar después de comer, a las 15.30 y se estima que finalice en torno a las 18.00. A lo largo de la jornada todos los competidores que se acerquen hasta la campa, podrán demostrar su habilidad y puntería con los pichones. Una convocatoria en la que, en la línea de estos últimos años, Azari espera reunir a alrededor de 200 participantes.

Cinco mil euros en premios

Para poder participar es obligatorio estar en posesión de la correspondiente licencia federativa. El nombramiento de los jueces participantes correrá a cargo de la Federación Guipuzcoana de Caza y regirá el reglamento establecido por la propia Federación.

Una de las condiciones básicas es la obtención de tres pichones, por parte de los tiradores. Los participantes deberán abonar 30 euros, pichones aparte, que tendrán que hacer efectivos a la hora de dar su nombre. En total, los organizadores repartirán, entre los concursantes 5.000 euros: 3.200 euros en premios en metálico y 1.800 en regalos.

De este modo, el ganador será recompensado con 1.000 euros, a tocateja, txapela, trofeo y regalo. Y a partir de ahí, todos con regalo, el segundo recibirá un premio de 550 euros, el tercero de 350, el cuarto de 250 euros, el quinto de 200, el sexto de 180 euros, el séptimo de 150. El octavo percibe 130 euros, el noveno 120, mientras que el décimo 110, el undécimo 100 euros y el decimosegundo se llevará 60.

Asimismo, a partir del décimo tercer clasificado y hasta el número treinta, obtendrán un detalle conmemorativo. Además, como viene siendo habitual, habrá premio y trofeo para el primer socio, así como para el primer veterano, primera dama y primer junior.

En caso de que surgiera algún empate entre los tiradores, sólo se desempatará para el primer puesto. El resto de la clasificación se efectuará por orden de inscripción.

En la sociedad Azari se muestran decididos a revalidar el éxito de años precedentes, convocatoria que se ha convertido en toda una tradición para los aficionados a la caza, que han hecho de la jornada dedicada a San Ignacio, patrón del territorio histórico, una gran fiesta.

Temas

Ordizia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos