La avispa asiática da su primer susto

Ubicación de la arqueta del paseo de Bizkaia convertida en colmena.
Ubicación de la arqueta del paseo de Bizkaia convertida en colmena.

El martes al mediodía miembros de una familia que caminaba por el Paseo de Bizkaia sufrieron las picaduras de diferentes avispas

DV ORDIZIA.

Se diría que por hablar, o porque no hay dos sin tres. Lo cierto es que referirnos a las intervenciones de los voluntarios de Protección Civil, en el inicio de este mes de agosto, y la tarea lejos de ir a menos, se anima. Si el lunes a la noche la entidad de voluntarios no lograba alcanzar la colmena de avispa asiática localizada en la copa de uno de los abetos ubicados en la parte alta del cementerio, el martes al mediodía recibían una llamada de la Policía Municipal informando que una familia que caminaba por el paseo Bizkaia, calle que discurre paralela a la margen izquierda del río Oria, había recibido, a la altura del popularmente conocido como parque de Oreja, muy cerca de la pasarela, la picadura de unas avispas. Un hecho sin precedentes o al menos del que tenga constancia esta página, que les llevaba, en previsión de males mayores a acercarse a las personas afectadas al ambulatorio, donde en principio quedó resuelta la cuestión.

Personados los voluntarios en el lugar observaron la gran actividad que desarrollaban unas avispas asiáticas desde una arqueta que recoge aguas pluviales que hay en el medio de la acera, más próxima al río. Las avispas accedían y abandonaban la arqueta desde un orificio existente en el mecanismo de apertura de la misma.

Aunque se trata de una especie, en principio, no agresiva la inoportunidad del nido, sin precedentes en un emplazamiento como el que nos ocupa, y en una zona de gran tránsito peatonal (menos mal que es agosto) quedaba claro que hacía aumentar el riesgo porque los peatones, involuntariamente al caminar por la acera, 'incordian' la entrada y salida de las avispas del nido pudiendo provocar una reacción agresiva por su parte.

Esa era la conclusión que sacaron después de observar durante un buen rato las reacciones de las avispas al paso de los peatones.

Así pues, por la noche (momento óptimo puesto que todas las avispas están recogidas en el nido, incluida la reina) los voluntarios de Protección Civil se dirigieron al lugar reseñado, donde procedieron a la aplicación de biocida y sellado de la arqueta. De la misma manera se dedicaron a taponar las rejillas de recogida de aguas más próximas para evitar que pudieran suponer una vía de escape. Toca ahora proceder, en estos próximos días, al seguimiento de la actividad para confirmar la total erradicación del nido (colmena).

Farmacia de guardia

Hoy jueves servicio de día, Rekalde. Turno de noche, Atorrasagasti. Ambas de Ordizia.

Fotos

Vídeos