Los atletas Izaro Rubio y Álvaro Calderón brillan en el maratón de Valencia

DV ORDIZIA.

Hasta Valencia, ciudad que de año en año acoge un maratón cada vez más grandioso, se desplazaban tres atletas del Txindoki Grupo Jaso At que tuvieron distinta suerte.

Allí en la ciudad del Turia, Izaro Rubio se convertía en la primera mujer de Ordizia en correr un maratón por debajo de las tres horas, una barrera mítica en la distancia de Filípides, entrando en meta en un tiempo extraordinario de 2h58:20 llegando en el puesto 1.018 de 16.177 dorsales que pasaron bajo la pancarta de meta, siendo la 34 entre las mujeres, octava atleta nacional y cuarta en el total de la carrera, en su categoría de veterana B (de 40 a 44 años) ya que cuenta con 43 primaveras.

Un gran éxito de la hija de uno de los precursores del maratón en Ordizia, su aita, el veteranísimo Juanito Rubio también presente en Valencia en labores logísticas. Señalar que Izaro fue extraordinariamente bien acompañada a lo largo de toda la carrera por otro experto en la materia como es el componente del 'Bolitas Anaiak' Mitxel Cuadrado, que acabó en el mismo tiempo.

También nuestro maratoniano, el donostiarra Álvaro Calderón, había apostado por Valencia como su última maratón antes de llegar a los 40 tacos, que los cumple este domingo, fecha en la que disfrutará, por una vez, como espectador del maratón de su ciudad y lo hará con el trabajo bien hecho en Valencia donde se volvió a salir ya que acabó en un tiempo de 2h34:09 a una media de 3,39 por kilómetro, a sus 39 años mejorando su anterior crono del pasado año en Donostia en un minuto y cuarenta y tres segundos, ahí es nada. Álvaro llegaba en el puesto 111 de la general y estuvo acompañado de su preparador Alexander Oiarbide hasta el km 18.

Imanol Oiarbide salía en la maratón un pelín renqueante y su gemelo dijo basta en el km 24 (marchaba al ritmo que él quería) y abandonó cuando iba en compañía y ayudado por su hijo Alexander, un pena aunque ya habrá más ocasiones.

Los 'Bolitas Anaiak' que participaron en Valencia también estuvieron espléndidos. Así, Fernando Monasterio llegaba el 347 con 2h45:57, Alberto Aranburu el 711 con 2h54:28, Mitxel Cuadrado el 1.019 con 2h58:20, Manuel Etxarri el 1.463 con 3h 02:45, Joxi Garmendia el 1.781 con 3h07:11 y Gotzon Ansoleaga el 2.326 con 3h12:18, siendo los vencedores por equipos no federados de siete atletas con una media de 3h00:23.

Baloncesto

El júnior masculino se imponía en su salida a Donostia ante el Atlético SS. Tras un partido intenso, con altibajos en el marcador y en el ritmo del encuentro, los ordiziarras lograron forzar la prórroga. La reanudación de la contienda fue de claro color urdiña lo que les permitió a los del txoko llevarse la victoria, en la que participaron todos sus jugadores, por 72-78.

El júnior femenino de participación, recibía la visita del CD Errobide de Irun. El encuentro fue bastante parejo durante la mayor parte del compromiso. Sin embargo, el ritmo de juego de uno y otro conjunto fue distinto, llevándose la victoria final aquel que con mayor intensidad disputó el mismo. Resultado final Ordizia 43-Errobide 52.

El cadete masculino, recibía la visita del Iraurgi en Majori. Los chicos de Izagirre salieron muy motivados a la cancha, tras las dos últimas derrotas acumuladas.

Y con esa actitud, los ordiziarras se hicieron dueños y señores de la cancha desde los primeros momentos del encuentro, dominando tanto en acciones de ataque como de defensa. Al descanso los azpeitiarras habían conseguido 13 puntos por los 34 de los urdiñas. La reanudación fue de claro color local, sin emplearse a fondo como en la primera fase del encuentro, escuadra urdiña que fue capaz de mantener la diferencia, jugando con comodidad, y llevarse la victoria por 66-44.

El cadete femenino dio buena cuenta del conjunto costero en su visita al Mutriku, equipo que defendió en zona durante todo el partido y que sirvió a las ordiziarras, entre otras cosas, para poder trabajar estrategias ante este tipo de defensas; Mutriku 23-Ordizia 48.

El infantil femenino de rendimiento volvió a hacerse con la victoria, esta vez ante el Bera Bera. Las de Mendiluze jugaron un gran encuentro, empleándose a fondo en defensa y jugando con fluidez atacante, tanto en las transiciones como ante la defensa estática que ofrecieron las donostiarras. Al descanso el encuentro estaba ya decidido, 48-8. La reanudación discurrió por los mismos derroteros, si bien durante varios lances del envite las donostiarras se mostraron como una escuadra que no pierde la cara. Un valor que no todos los equipos atesoran; Ordizia 81-Bera Bera 14.

Fútbol

El cadete de honor volvía de vacío de Eibar, a pesar de haber realizado un buen partido. Se adelantaron los armeros para empatar Lasa antes del descanso, pero en la continuación los eibartarras ponían el 2-1. Toca seguir afanándose en la tarea. Con trabajo y empeño, el fruto deseado llega.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos