El Ampo Ordizia ofrece una magnífica impresión en su visita a El Salvador

ORDIZIA.

Entre los más 'viejos' por supuesto dicho con cariño, de aquéllos que vieron crecer el rugby en la localidad no faltan quienes entienden que el Ampo, como era en su época, no debería ir al vestuario en el descanso sino permanecer en el terreno de juego porque luego le cuesta retomar la intensidad de juego, algo que ante rivales como el de este pasado domingo, El Salvador, se paga con creces.

Y es que algo de razón tienen porque, una vez más, nada más iniciarse la segunda parte, en tres minutos los del Goierri encajaron dos ensayos, transformados, 14 puntos, que representaron toda una losa. Más aún teniendo en cuenta que a partir de ahí el único que anotó fue el Ampo. En cualquier caso, el Ordizia jugó alegre, le puso contra las cuerdas al Chami, que por momentos pasó apuros. Al final, 26-23, un punto bonus de oro, que en el contexto supo a poco. Sea como fuere, un nivel de juego, excepción hecha de esos minutos de paréntesis o ausencia, que toca reeditar.

Todo ello en la decimocuarta jornada del campeonato de liga, que no defraudó. El Hernani hizo valer, una vez más, el efecto Landare, donde naufragó el FC Barcelona, que se quedó en cero, 20-0. Un resultado difícil de explicar sobre todo si tenemos en cuenta que en la capital condal los blaugranas se impusieron por un amplio 62-12.

En buena medida, otro tanto de lo mismo en Urbieta, donde el Quesos sudó sangre para llevarse el triunfo. En San Román poco ánimo a la hora de defender y festival de puntos entre el Independiente y el Getxo, 46-31 (27-24 al descanso), punto extra para los de Fadura que supone una escasa renta.

El Cisneros, equipo que mayor número de jugadores aporta al seven, caía en el derbi madrileño y la Santboiana no le daba la menor opción a La Vila.

Baloncesto

El segundo equipo finalizaba con su visita al Axular la primera fase de la liga. Los ordiziarras realizaron un encuentro completo, manteniendo la cabeza fría en los momentos en que podía peligrar el resultado para hacer presente su saber hacer. A pesar de todo el partido tuvo varias fases y los ordiziarras erraron en demasía en los lanzamientos desde los tiros libres además de realizar personales, del todo innecesarias en algunos momentos del encuentro, aspectos del juego que tendrán que mejorar de cara a la fase de ascenso que comenzará en breve. Al final, 44-55 favorable a los de Mike.

Sensacional trabajo del júnior masculino en su visita al Mundarro, conjunto que ocupaba la cuarta posición con tres victorias más que los del txoko. Destacar que los ordiziarras contaban, por primera vez en toda la temporada, con la participación de Euken Sagardia, que ha salido de una larga e importante lesión ya totalmente recuperado. Pues bien, la concentración y el empeño de los ordiziarras tuvo su premio ya que cosechaban la victoria por un punto en un apretado final, 51-52.

El cadete femenino recibía al Arri BKL, conjunto que ocupaba la cuarta posición, una por detrás de las urdiñas, con una victoria menos. Partido a priori competido e importante a la hora de no perder comba en la clasificación. Las pupilas de Mikel realizaron un envite muy completo, tanto en ataque como en defensa, dejando sin opciones al conjunto rival, y demostrando una concentración y un saber hacer dignos de los mejores equipos de la categoría, Ordizia 45-Arri BKL 23.

El infantil masculino recibía en Majori al Iraurgi. Mientras los urdiñas ocupaban la cuarta posición los visitantes llegaban como inmediatos perseguidores, por lo que el envite se mostraba a priori muy igualado. Los ordiziarras se llevaron el gato al agua, a pesar de estar lejos de haber realizado uno de los mejores encuentros de la temporada. El planteamiento urdiña de jugar sosegados e intentar controlar el tiempo de juego, salió a las mil maravillas, por lo que la victoria se quedó en Majori, Ordizia 38-Iraurgi 16.

El infantil femenino de rendimiento atendía la visita, a su vez, de su par del Iraurgi. Las de Mendiluze eran primeras e imbatidas, mientras que las azpeitiarras sólo habían perdido un encuentro. Y el envite no defraudó. Les costó entrar en el juego a las urdiñas. Al descanso se llegó con una ventaja de seis puntos, 33-27. El juego bajo los tableros estaba siendo fuerte, duro y las transiciones de las azpeitiarras rápidas, pillando en ocasiones a contrapié a las ordiziarras. Sin embargo, este equipo tiene mimbres excelentes. Con jugadoras que saben desbordar, sacrificarse en labores más oscuras en pos de un bien común y normalmente, con un nivel de efectividad importante, que en esta ocasión no fue tanto. El tercer cuarto fue también de color urdiña; 50-39. Y en el cuarto remataron la faena; 65-50.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos