Diario Vasco

Sendos meritorios triunfos para el sénior y el júnior femenino de baloncesto

Magnífico comienzo del año para el sénior femenino, en el que se hacía con el triunfo ante el Antigua Luberri B.

Este segundo compromiso de la segunda fase de la liga venía cargado de las buenas sensaciones que el equipo demostraba en los últimos encuentros. Si ya apuntábamos en la entrega previa que la defensa realizada en el anterior envite fue de alto nivel, en esta ocasión hay que añadir la buena disposición en ataque a la hora de hacerse con la victoria.

El primer cuarto resultó decisivo. Excelente defensa, que ahogaba los intentos de canasta de las foráneas hasta el punto de que únicamente quedó en el debe ordiziarra dos escasos puntos, mientras que el ataque urdiña culminaba canastas bien elaboradas. Al final del primer cuarto Ordizia 17-Antigua Luberri B 2. A partir de ahí las del txoko solo cedieron en la tercera tanda por dos puntos para igualar los dos restantes. Final del encuentro Ordizia 41-Antigua Luberri B 31. Satisfacción y refuerzo de la autoestima.

El junior femenino viajaba hasta Zarautz para enfrentarse al ZastOrio. Dos equipos que si atendemos a la clasificación, sextas las de Orio por séptimas las ordiziarras, son de potencial parejo. Pero atendiendo al relato de estas últimas jornadas las chicas de Xabier Gorostegi venían perdiendo por un estrecho margen de puntos, por lo que la tendencia podía cambiar en cualquier momento.

La entrada en el encuentro por parte del cuadro urdiña fue, por así decirlo, un tanto lenta. Parecían no estar en el ritmo del envite, y en consecuencia, el 5 a 0 inicial caía como un jarro de agua fría. Pero se sobrepusieron y terminaron dominando el primer cuarto con un 6-11. En la reanudación, las ordiziarras prosiguieron mandando en el parqué durante los seis primeros minutos del cuarto, llegando a tener una ventaja de 20 puntos. Después, tuvo lugar una tímida reacción del conjunto local que propició que al descanso las del txoko llegasen con una ventaja de trece puntos. ZastOrio 14-Ordizia 27.

El tercer tramo de diez minutos resultó igualado. Se afanaron ambos conjuntos en defensa, pero se mostraba superior el conjunto urdiña; 25-40.

En el último cuarto no quedaba más que controlar el ritmo del partido, mantener la concentración e intensidad y seguir frenando la posible reacción del conjunto local. Al final, los guarismos daban una clara y sensacional victoria al conjunto urdiña; 38-52.

El cadete no mereció perder

El cadete masculino visitaba en la capital guipuzcoana al segundo clasificado; el Easo. Los ordiziarras, cuartos hasta este momento, afrontaban el encuentro con ganas de comenzar el año con una victoria y acortar distancias con el tercero.

Sin embargo, salieron un tanto despistados. Jugando bien en ataque y creando claras ocasiones bajo la canasta que, eso sí, desaprovechaban. Mientras el rival, con un juego práctico y rentabilizando las incertidumbres defensivas de los ordiziarras, lograba su objetivo. Al final del primer cuarto Easo 17-Ordizia 7.

En el segundo, los urdiñas continuaron cometiendo errores defensivos, sin embargo mejoraron los porcentajes en ataque, por lo que se llegó al descanso con un 34-22. El tercer tramo fue de color urdiña. Buena defensa, cerrando bien el rebote y ofreciendo generosas ayudas en defensa, además de superar su uno contra uno. El ataque excelente. Con claridad de ideas, buenos movimientos de jugadores además de una rápida circulación del balón, lo que hizo que se obtuviesen 22 puntos por 13 de los donostiarras.

Así las cosas, el Ordizia acometía la recta final con una desventaja de 3 puntos, pero con otros fundamentos en la cancha. Salió entonado y cobró una ventaja de 6 puntos que en el tramo final fueron neutralizados. Easo 55-Ordizia 55. Empate que forzaba la prórroga.

Los cinco minutos extra resultaron intensos, ambos conjuntos se afanaron en hacerse con el control del balón. En esta ocasión les fue mejor a los urdiñas que a falta de pocos segundos ganaban de tres. Sin embargo la mala suerte urdiña o, más bien, el acierto local, mediante un triple in extremis, zanjaba la primera prórroga con empate a 67.

La segunda fue un despropósito arbitral, colegiados que no le dejaron jugar al Ordizia al que le pitaron diez personales, dos de ellas faltas técnicas, con sus correspondientes veinte lanzamientos desde la personal, en un encuentro que fue de guante blanco. Eso sí, por ninguna al Easo. De esta manera, Easo 74-Ordizia 67.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate