Diario Vasco

Un 'sietemil' para hacer rodaje

Amalia Iglesias y Pedro García, en la cumbre del Mentok Kangri (6.250m), el pasado verano.
Amalia Iglesias y Pedro García, en la cumbre del Mentok Kangri (6.250m), el pasado verano.
  • Pedro García y Amalia Iglesias intentarán ascender al Ojos del Salado, el volcán más alto del mundo

Queda claro que el alpinista ordiziarra Pedro García ha vuelto a pensar que la mejor manera de empezar el año es a pie de obra, y así las cosas, pasado mañana, viernes, festividad de Reyes, parte de Madrid, junto a su mujer, Amalia Iglesias, hacia Santiago de Chile, capital del país andino, donde afrontará, en una expedición internacional, organizada por una agencia local, el ascenso a una cumbre de renombre, casi un 'sietemil', Ojos del Salado (6.893m).

De esta manera, el extraordinario alpinista ordiziarra, sin duda, por palmarés el mejor de Gipuzkoa y probablemente de Euskadi, amateur, vuelve de alguna manera a los orígenes, a aquellos primeros días de la década de los 90 de la pasada centuria, que como primera experiencia, fuera del Viejo Continente, y además con un planteamiento singular, le llevaron al Chimborazo (6.310m).

A partir de ahí su historial registra un amplísimo registro de éxitos cosechados en las diferentes cadenas montañosas del globo terráqueo. Palmarés en línea ascendente, que atesora una treintena, larga, de cumbres entre los 4.000 y 7.000m -Korzhenevskaya (7.105m), Kantengry (7.000m), Pobeda (7.439m), Pico Lenin (7.164m), Pico Komunismo (7.495m), etc, y nada menos que seis ochomiles: 2004; Shisha Pangma (8.045m), 2005; a la segunda intentona, el Cho Oyu (8.201m) cima que volvió a coronar en el 2014; en el 2006, Gasherbrum II (8.035m), en el 2007, Broad Peak (8.040m), y en el 2010, el Everest (8.848m). Más tres intentonas fallidas a un pico por encima de la cota 8.000, Cho Oyu, en el 2.000, Makalu (8.463) en el 2008 y la trágica expedición al Gasherbrum I del 2013. Relato y vivencia en la que no han faltado días aciagos.

Llega un nuevo ejercicio y con él, la opción de afrontar un 'sietemil' en puertas; el volcán Ojos del Salado (6.893m). Enclavado sobre el límite entre Argentina y Chile, es la montaña más alta de Chile, la segunda cumbre más elevada de América y también el volcán, activo, más alto del mundo. De ahí se desprende que sea uno de los retos más deseados por alpinistas de todo el mundo. Es además, casi tan alto como el Aconcagua (6.960m) que le supera por poco más de 60 metros.

Volcán situado región de Atacama, una de las de mayor actividad minera del país.

Dentro del parque nacional Nevado de Tres Cruces es posible encontrar la Laguna del Negro Francisco y el salar de Maricunga. La ciudad más cercana es Copiapó.

El punto de destino responde a un gigantesco complejo volcánico, ubicado al este de Copiapó (región de Atacama) y al oeste de Fiambalá (provincia de Catamarca). Su bloque principal culmina en tres picos, que presentan una alineación oeste-este; en ese orden, estas cumbres son denominadas Oeste (6.721m), Central (6.752m) y Principal (6.893m). Pese a que existen fumarolas en los alrededores de la cima, no se han registrado erupciones desde tiempos pretéritos.

«Como se trata del hemisferio sur», apunta Pedro García, «estamos en los primeros días del verano. El plan de trabajo que llevamos contempla una buena aclimatación afrontando un 'trekking'-marcha en ascenso desde los 3.000 a los 6.000 metros, con opción a ascender a varias cumbres durante el recorrido: Cerro 7 hermanas (4.700m), Mulas muertas (5.600m), San Francisco (6.100m) para llegar al refugio Atacama (5.260m) y de aquí subir al refugio Tejos (5.837m), desde el que afrontar el intento a cumbre.

Tras su exitoso debut ante un 'seismil', al coronar el pasado verano, tras un exigente 'trekking 'el Mentok Kangri 6.250m, Himalaya (India), Amalia aborda este nuevo reto con ilusión pero sin ningún ánimo de forzar las cosas. «Todo sobre la marcha y si el último día me veo en condiciones intento a cumbre, y si no, no pasa nada». «Echa a rodar un 2017», concluye Pedro García, «en el que, de cara al verano, me gustaría tener la oportunidad de afrontar ese viejo reto; el ascenso al Manaslu (8.156m)».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate