Diario Vasco

Vuelve la campaña 'Saski solidarioa'

El Ayuntamiento, Cáritas, Zuhaizti, Garagune, Jakintza y Urdaneta promueven la iniciativa.
El Ayuntamiento, Cáritas, Zuhaizti, Garagune, Jakintza y Urdaneta promueven la iniciativa. / MARÍN
  • La recogida de alimentos tendrá lugar hasta el día 16 en Zuhaizti y en el centro de día Garagune

Con el mes de diciembre, como viene ocurriendo desde hace 4 años, promovido por los departamentos municipales de Cultura y Bienestar Social, dentro del proyecto 'Ordizia Ciudad Educadora', vuelve la campaña 'Saski solidarioa', que emplaza, a nivel local, a la ciudadanía a participar en la recogida de alimentos, que distribuir, a través de Cáritas, entre las personas más necesitadas del municipio.

Ante un panorama de iniciativas con el mismo fin pero inconexas, la idea de unir fuerzas en este empeño, surgió hace cuatro años, concretamente en diciembre del 2012, de la mano de ambas delegaciones municipales. Así las cosas, desde entonces participan en este empeño, el centro social Zuhaizti (Hogar), Urdaneta-Oianguren ikastetxea, Jakintza ikastola, y la Fundación Goyeneche, a través del Garagune de la localidad.

En la presentación, José Manuel Otegi, al que acompañaba, en representación de Cáritas, Maritxu Odriozola, en primer lugar se mostró agradecido porque Ordizia, dijo, «sigue siendo un municipio solidario».

Otegi insistió en que la campaña de recogida de alimentos y otros artículos, que nos ocupa, es una de las más importantes del año. Recogida, que en cuanto a productos de alimentación le permite a este ONG atender a las peticiones que recibe hasta los meses de abril-mayo.

«Cada año, a lo largo del curso académico, reseñó José Manuel Otegi, los componentes de Cáritas visitamos los centros escolares de Urdaneta y Jakintza para llevar a cabo una campaña de sensibilización, destinada a llamar la atención de los escolares sobre el mundo que nos rodea, en el que la mayoría de nosotros tenemos cosas hasta de sobra, mientras que otras personas carecen de lo más mínimo», expuso.

«A lo largo de estos últimos años, apuntó, hasta la sede de Cáritas se han acercado en busca de ayuda; comida y apoyo económico, personas que llegaban de otros países. En un primer momento de Rumanía, luego de Pakistán, Nepal y ahora del Africa subsahariana. Apartado al que este año hemos destinado alrededor de 24.000 euros».

Un año en el que Cáritas, recordó no se ha olvidado del capítulo al que lleva décadas dedicado, la visita en la cárcel a los más desfavorecidos, ni tampoco de aquellas personas que tienen dificultades para pagar el alquiler, incluso el recibo de la luz y gas, «incluidos ordiziarras, a los que por ser de casa», enfatizó, «a menudo, les da más reparo pedir ayuda». Un amplio frente que atender al que Ordizia responde solidariamente, lo que sin duda, dijo, es de agradecer. Además de solicitar alimentos de primera necesidad, leche, aceite, latas de atún, etc, de limpieza personal, y en especial, legumbres precocinadas, etc, listado al que Maritxu Odriozola, añadió, en especial, ante la significativa llegada de familias jóvenes subsaharianas, sin recurso alguno, aquellos coches de niño y cunas guardados en el trastero.

Los alumnos de Urdaneta Layna Garmendia y Josu Lasa, y los de Jakintza, Maddi Izagirre y Eneko Lakalle, dieron cuenta de la reedición, una año más de esta campaña en sus centros. Y Raquel Bravo, presidenta del centro social Zuhaizti volvió a mostrarse orgullosa de la generosa respuesta de los asociados.

Como en años anteriores, la recogida tendrá lugar, hasta el día 16, en Zuhaizti (Hogar) y en Garagune.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate