Diario Vasco

El primer equipo de basket se aferra a la segunda plaza al vencer al Loiola Indautxu

El primer equipo se hacía con la victoria en Bilbao, ante el Loiola Indautxu, escuadra que venía de ganar los últimos cuatro encuentros. Los urdiñas entraron de manera vertiginosa en el encuentro. Un parcial de 7-2 para el minuto 2 con dos personales de los locales, fue la carta de presentación de Mendilu y Sarasola en el pabellón vizcaíno. Estaba claro que los urdiñas habían ido a por la victoria.

La empresa no sería sencilla, tradicionalmente el conjunto vizcaino ha sido un rival complicado y difícil de batir a lo que había que añadir el excelente momento de juego que atravesaba. El Loiola se repuso de este comienzo y fue capaz de terminar controlando el marcador 18 a 14. El segundo cuarto fue igualado, ninguno de los conjuntos terminaba de imponerse en el campo. Los ordiziarras jugaban con mucha rapidez. Las transiciones defensa-ataque, además del uno contra uno en ataque se jugaban en cuestiones de segundos, lo que originaba momentos de decisiones precipitadas que no culminaban en canasta pero que se solventaban con una excelente defensa obligando al rival a jugarse canastas imposibles.

Al descanso se llegó con un parcial de 39 para el Loiola por 35 el Ordizia. El tercer cuarto fue por los mismos derroteros y la efectividad de ambos equipos marcaba la tónica del encuentro. El parcial al término de esta tercera tanda era de Loiola 66-Ordizia 60. El último tramo de diez minutos arrancó con personal del conjunto ordiziarra que materializaban los vizcainos desde la línea de tiros libres, la ventaja aumentó hasta los ocho puntos y ahí llego la primera remontada.

Los del txoko endosaron un parcial de 9 a 0 para el minuto cuatro de juego, lo que equilibraba momentáneamente el marcador. A continuación vinieron cinco minutos de alternancias en el luminoso para llegar al minuto nueve con un empate a 78. El último minuto de los urdiñas fue espectacular consiguiendo trece puntos por los cinco de los rivales para hacerse con el partido con un marcador de Loiola 83-Ordizia 91. Importante pues la victoria del Ordizia que le mantiene en la segunda posición de la tabla.

El segundo equipo sufrió una derrota ante su público y contra el Zarautz, en una noche de viernes para olvidar. El conjunto ordiziarra jugó con altibajos. Los urdiñas empezaron mal, blandos en defensa. Tras el descanso reaccionaron llegando a ponerse 1 punto por debajo. Pero cada vez que el Ordizia se acercaba en el luminoso, los colegiados se encargaban de parar la reacción pitando alguna personal in extremis, que rompía el ritmo de juego ordiziarra.

El conjunto de Mike cayó por 53 a 60 merced a desafortunadas decisiones arbitrales que le perjudicaron. No es Mike un hombre dado a protestar los colegiados, sino que opta por solventar en el parquet aquellas decisiones que perjudican a su equipo, cambiando efectivos o distribuyendo a su conjunto de modo diferente para evitar situaciones incómodas. Sin embargo, esta vez, la ocasión requería una protesta formal que la hizo llegar al dúo arbitral, no por la derrota sino por la forma en que se produjo.

El sénior, en progresión

El sénior femenino recibía en Majori al Goierri. El encuentro fue muy disputado. La igualdad fue la tónica del envite. Las urdiñas perdían el primer cuarto por seis puntos que recuperaron antes de alcanzar el ecuador gracias a una férrea defensa y aun buen porcentaje de acierto de cara a la canasta contraria. Al descanso Ordizia 26-Goierri 27.

En la reanudación ambos equipos apretaron en defensa, y las dos fueron muy intensas merced a lo cual el parcial de este cuarto fue de 4 a 9. Quedaba claro que en el último cuarto se iba a decidir el encuentro. La ventaja de 6 puntos no era definitiva si las del txoko volvían a recuperar las sensaciones de juego del primer tiempo.

Las ordiziarras lo intentaron pero las de Urretxu le habían cogido el ritmo al encuentro y no pudieron hacerse con la victoria. Buen encuentro de las pupilas de Urkijo a pesar de no conseguir la victoria. Ordizia 43-Goierri 53.

El júnior masculino recibía al segundo clasificado, el Aloña Mendi, con tres victorias más que los urdiñas. Los de Izagirre salieron concentrados, realizando un partido serio, con momentos brillantes en ataque, y haciendo buenas transiciones defensivas para desbaratar contraataques que se repetían con asiduidad. Mantuvieron el tiempo del encuentro durante los tres primeros cuartos. Sin embargo en el último los de Oñati metieron una marcha más, lo que les hizo merecedores de la victoria; Ordizia 35-AloñaMendi 55.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate