Diario Vasco

El primer equipo de basket ya es tercero

Plantilla del segundo equipo de basket, que logró su primera victoria a domicilio de la temporada.
Plantilla del segundo equipo de basket, que logró su primera victoria a domicilio de la temporada. / MARIN
  • Tras vencer al San Cernin, rival directo, se hace un hueco en lo alto de la clasificación

El primer equipo de basket cosechaba una trabajada victoria, ante su parroquia, frente al San Cernin, equipo navarro que se mostró muy duro, tanto en tareas defensivas como ofensivas.

La primera tanda de 10 minutos representó un continuo conocer al rival. Frente a frente, dos conjuntos que la temporada pasada no militaron en la misma categoría, por lo que no coincidieron en la cancha. Y así las cosas, ninguno de los dos hizo concesiones. Los navarros se plantaron en la cancha provistos de tres jugadores de gran envergadura física, que hacían las veces del juego interior, ventaja con la que sabían jugar y lo demostraban en cada ocasión que se les presentaba.

Además hicieron alarde del juego exterior con el que en este primer cuarto estuvieron acertadísimos desde más allá de la línea de tres puntos. En definitiva un equipo bien montado donde dominaban casi todas las parcelas del juego.

Los ordiziarras, acostumbrados a lidiar en estas condiciones, hicieron una intensa defensa al hombre con muy buenos apoyos que obligaban a los foráneos a, en ocasiones, realizar lanzamientos a canasta en malas condiciones que sin embargo en este primer cuarto anotaban.

En ataque, los de casa se mostraron concentrados, y con continuos cambios de ritmo conseguían romper la zona rival que se mostraba contundente en defensa, en ocasiones rozando el juego extremadamente duro.

En estas condiciones los del txoko lograron hacerse con el primer cuarto; 22 a 18. La reanudación continuó por la misma senda. Los ordiziarras haciendo un gran derroche físico, bien gestionado desde el banquillo para que pudiesen recuperar el tono, no perder el alto ritmo de juego, que de mantenerlo sería clave para devenir del encuentro.

La intensidad del juego fue pues clave, e hizo que los navarros comenzasen a perder su chispa. Ya en este segundo cuarto empezaban a llegar tarde a las ayudas defensivas, reaccionaban una décima de segundo después a los rápidos cambios de ritmo ordiziarras, cometiendo faltas que en el primer cuarto no hacían y que podían originar alguna lesión en el rival, como sucedió.

Lesión de Ioritz Sarasola

A falta de tres minutos para el final del segundo cuarto Ioritz Sarasola caía lesionado como consecuencia de una tardía reacción defensiva que obliga al defensor a meter la cadera para así desquilibrar al atacante que cae lesionado. Fea acción que fue recriminada por la grada, que ya venía avisando a los colegiados de lo que estaban permitiendo que sucediera en acciones que siendo punibles no lo hacían. Al descanso, el Ordizia llegó manteniendo una ventaja de 2 puntos; 34-32.

El tercer cuarto fue el más sufrido. Los de Mendiluze y Sarasola bajaron el ritmo de juego, circunstancia que los rivales aprovecharon para intentar tomar las riendas en el marcador, objetivo que cumplieron en varias ocasiones durante este periodo, eso sí, sin conseguir que la ventaja fuera más allá de los dos puntos. Los urdiñas no perdieron la cara y continuaron jugando como un equipo, que como en tantas ocasiones han demostrado, es la clave para conseguir objetivos comunes, para llegar a su término un punto por debajo en el marcador, 48-49.

La última tanda de diez minutos sería definitiva. Los del txoko salieron con las pilas cargadas, recuperaron el ritmo de los dos primeros cuartos. Los navarros más cansados, no anotaban con la facilidad del primer cuarto. Los balones interiores ya no eran tan livianos. Nuestros jugadores interiores tapaban bien a los interiores foráneos y además se adueñaron del rebote defensivo que tanta batalla había ocasionado durante todo el encuentro, sin tener un dominador definitivo.

Los lanzamientos más allá de la línea de tres puntos, que tantas alegrías había dado a los pamploneses ya no eran efectivos. Además, habían perdido algún jugador clave, uno por lesión, esperamos que se recupere pronto, y otros por acumulación de faltas personales.

Por otra parte la gestión del juego durante los últimos minutos del partido por parte de los urdiñas fue excelente. La buena defensa en este cuarto propició que los de Iruña únicamente anotasen 5 puntos.

Dos triples a falta de algo más de un minuto dio un respiro a los ordiziarras para así apuntalar una victoria que viene a confirmar el buen momento de juego del Biok2.com OKE. Con la bocina, Ordizia 69-San Cernin 54.

Triunfo del segundo equipo

El segundo equipo consiguió la primera victoria a domicilio de esta temporada. Un encuentro bien jugado por parte de los ordiziarras que se mantuvieron por delante en el marcador durante todo el partido, haciendo una buena defensa que mantuvo a raya al Take Tolosa, que únicamente pudo anotar cinco puntos en el primer cuarto por 9 más en el segundo.

Los ordiziarras se fueron al descanso con 10 puntos de ventaja; 14 a 24. En el tercero tocó sufrir y hubo momentos de tensión ante un Take que trató de reaccionar empleándose con dureza en defensa y que ahogó el ataque ordiziarra hasta el punto de que en este cuarto solo pudieron anotar 6 puntos.

Sin embargo los de Mike supieron mantener la cabeza fría y aguantar la embestida para hacerse con la última tanda de diez minutos por 12-14 y así lograr la victoria. Take Tolosa 37-Ordizia 44.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate