Diario Vasco

El primer equipo de basket se aúpa a la segunda plaza tras vencer al Atlético SS

El primer equipo de basket cosechaba una magnífica victoria en su visita a un aguerrido rival, el Atlético SS, en la cuarta jornada de liga, triunfo que le aúpa a la segunda plaza de la clasificación.

El compromiso comenzó bien para los urdiñas. En los primeros dos minutos, durísimos valga reseñar, ambos equipos se dedicaron a tantearse sin llegar a conseguir claras posiciones de canasta. Para el minuto 4 los ordiziarras ya gozaban de una ventaja de 9-2, lograda a base de un buen juego de ataque y una excelente defensa, que obligó a los donostiarras a ceder esta temprana ventaja en el marcador, aunque supieron recuperarse recortando la distancia, que llegó a ser de 11 puntos, hasta los 4 que indicaba el luminoso al final del primer cuarto, 16-20.

En la reanudación, los de Mendiluze y Sarasola no bajaron la guardia. La concentración marcaba el devenir del encuentro. Los ordiziarras perdían poquísimos balones, prácticamente siempre terminaban las jugadas en una buena acción atacante que podía entrar en la canasta o no, pero que daba pocas opciones al conjunto de casa para ensamblar jugadas que respondieran a los visitantes.

Al descanso los urdiñas aumentaron la ventaja en otros 5 puntos, de forma que el tanteo era de 29-38. En la siguiente tanda de diez minutos no se produjo la reacción de los jugadores del Atlético. Los ordiziarras sujetaban bien, con un gran derroche físico en defensa, los ataques de un rival que comenzaba a perder la paciencia y la concentración. Por su parte los del txoko continuaban desarrollando un buen encuentro, hilvanando diferentes estrategias atacantes para poco a poco doblegar a un siempre complicado rival.

Aumentaron la ventaja en este tercer cuarto en otros 6 puntos, por lo que se pusieron 43-58. El trabajo estaba prácticamente hecho, sólo había que mantener ese margen, no perder la concentración, continuar defendiendo del mismo modo que lo habían hecho hasta ese instante, y disfrutar del ataque. Y así sucedió. Los ordiziarras completaron el mejor encuentro en lo que va de liga para redondear el marcador 64-87 para un gran Ordizia que ya es segundo en la tabla.

Las sénior, tendencia al alza

De la misma manera, el sénior femenino se desplazaba también a Donostia para enfrentarse al Antigua Luberri. Partido complicado para el equipo de Urkijo, que en este principio de temporada trata de aclimatarse a la exigente competición que es en la que está inmerso. El conjunto urdiña jugó un buen partido en líneas generales. Se están viendo, en el poco tiempo que lleva la competición, claros avances, dado que mejora día a día, pero no fue suficiente para traerse la victoria a casa. El Luberri, un equipo mucho más experimentado, tuvo que fajarse en los dos primeros cuartos, para después no despistarse lo más mínimo. Al final Luberri 54-Ordizia 34.

El júnior femenino disputaba su compromiso en casa ante el Zast Orio. Ambos equipos estaban empatados a victorias, hasta esta jornada, por lo que era interesante hacerse con el triunfo para desprenderse de este rival.

El primer cuarto de las urdiñas fue de ensueño. Gran ataque, haciendo circular constantemente la pelota hasta encontrar una buena posición de tiro o realizar un cambio de ritmo para poder llevar a cabo una entrada a canasta y así conseguir el objetivo. Buenísima defensa haciendo que el rival se viese desbordado. Sin embrago, en la reanudación, el Orio reaccionó.

Las ordiziarras les permitieron meterse en el encuentro, pues no terminaban de despegarse en el marcador. La contienda estuvo muy disputada hasta el final. En el último cuarto las alternancias en el casillero fueron la tónica, con la injusta suerte de que en el pitido final éste indicase un 51 a 53 para las foráneas.

El infantil femenino de rendimiento jugaba en Zarautz. El equipo de Mendiluze y Villar venía de recibir una dura derrota por lo que cabía la duda de si podía pesar en el ánimo de las jugadoras. Duda quedó solventada desde el inicio.

Las urdiñas jugaron como ellas saben, con agresividad defensiva, presionando en toda la cancha, lo que les permitió recuperar infinidad de balones que conseguían traducir en puntos, y en ataque con desparpajo, soltura, disfrutando de su juego. Jugaron como un equipo que son. Todas y cada una de ellas tomaban parte en las acciones de ataque posicionales, que culminaban en canasta o en una personal a favor. Al descanso, 14-36 para las ordiziarras. La suerte parecía echada, aunque los partidos no terminan hasta el pitido final. Sin embargo estas chicas no bajaron la guardia y la reanudación fue de claro dominio urdiña. Al final 31-64 para el Ordizia y, como dice la afición, es una gozada ver jugar a este equipo.

Fútbol

El infantil txiki concurre hoy, por invitación, en el torneo que en Donostia organiza el Kostkas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate