Diario Vasco

Ttitto Aguerre expone en Barrena

Aguerre, junto a sus obras, en la sala de exposiciones del palacio Barrena.
Aguerre, junto a sus obras, en la sala de exposiciones del palacio Barrena. / MARIN
  • El artista de Iparralde presenta 'Mugak' colección de escultura que ha supuesto su debut en público

Hacía años que la sala de exposiciones del palacio Barrena no acogía a un autor de Iparralde, cantera artística y procedencia que durante un tiempo llegó a contar y reunir en la Casa de Cultura a un nutrido y destacado número de artistas de la margen derecha del Bidasoa.

Hasta el próximo 4 de noviembre, la sala acoge la colección, fundamentalmente escultórica, que bajo el título 'Mugak' presenta Ttitto Aguerre (Uharte Garazi, 1974) si bien vive y lleva a cabo su actividad creativa en Senpere.

Reseña el iparraldetarra que al reformar, en el año 2002, la casa familiar, comenzó a interesarse, de verdad, por la talla de madera. Y es que el poso y recuerdo, dejados por los momentos vividos, de pequeño, en el taller de carpintería de su abuelo no habían pasado inadvertidos. Evocación, subyacente en lo más recóndito del recuerdo de sus más emotivas vivencias que sin duda alguna mucho tuvieron que ver a la hora de que este artista optara por esculpir, de manera autodidacta, con el martillo y el cincel en el año 2004.

Después, llegó una pausa de algunos años que utilizaría el artista para profundizar en su investigación plástica; las formas, sobe todo, dibujando, hasta que llegó el momento de dar el paso de dejar fluir aquel caudal y acervo recóndito que reclamaba paso.

Además de la madera ha experimentado con varios materiales como el acero, el aluminio, el cobre, el alabastro o el papel.

Con el proyecto titulado 'Mugak', Ttitto Aguerre mostraba, finalmente, al público su obra, para lo que organizaba durante los años2014 y 2015 tres exposiciones diferentes en Iparralde. 'Mugak' condensa la labor de investigación que ha realizado durante siete años sobre las fronteras o límites físicos y psíquicos. Considerando la frontera un espacio, Ttitto Aguerre ha explorado el 'interior (barrena)' de la frontera. Y es exactamente lo que nos quiere hacer saborear, precisamente en Barrena, el interior, mediante algunas obras elegidas y otras obras experimentales que expone por primera vez. Propósito que en la Casa de Cultura ordiziarra resuena con títulos como 'Egunsenti', 'Kereta', 'Mugarri', 'Sakonune', 'Zohardi', etc.

De lo que no cabe duda es de que el autor domina la técnica tridimensional, no sólo cuando esculpe en madera, su material preferido, que pule y trata, sino cuando aborda otro tipo de materias primas como el alabastro o el acero, o cuando combina varias de ellas. A partir de ahí, el artista opta por un mundo abstracto en el que prevalecen, en especial en la escultura, las formas geométricas. Obras que titula 'Mugarri', 'Sakonune', etc, conceptos que explora o resuelve recurriendo a series. Figuras escultóricas que dejan paso a la oquedad, envuelven el vacío, o dejan pasar la luz, propuestas, sobre las que, en ocasiones sobrevuelan reminiscencias lejanas a los grandes maestros de la escultura vasca.

Originales, sin duda, los trabajos llevados a cabo en alabastro. Prismas recorridos o surcados por lo que podrían considerarse coordenadas geográficas, y horadados por la esfera o doble esfera. Sucesión que en el caso de la que lleva por título, 'Egunsenti', puede dar una pista.

En las figuras, y serie en acero, bautizadas como 'zutarri', se diría que alude a enigmáticos menhires de naturaleza totémica y alegoría espiritual; conexión telúrica entre la cosmología y la nada, o de nuevo el vacío. Además de las esculturas, Aguerre muestra una doble propuesta de cuadros, de nuevo dos series. Tiras rasgadas sobre planchas de madera que titula 'Kereta (Cancilla)', y otra sobre papel 'Zurbeso' (puntal de madera).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate