Diario Vasco

El Ampo Ordizia prepara el derbi de este sábado ante el Hernani en Landare

La quinta jornada en la máxima categoría del rugby volvió a imprimirle emoción a la tabla clasificatoria. El Gernika le sorprendía en San Román al Independiente, cosechando un éxito muy importante. El Quesos no acaba de coger el camino de la regularidad y perdía en su vista al Alcobendas, escuadra madrileña que de esta manera refuerza su propósito inicial de aspirar a lo máximo en esta campaña.

El Santboi le paraba los pies al Cisneros, que ni siquiera se llevó el punto bonus del Baldiri Aleu. Y en el duelo de colistas, el FC Barcelona se llevaba el gato al agua en Fadura, obteniendo una victoria, sin duda clave, ante el Getxo.

En Altamira, el Ampo Ordizia se impuso a un rival directo, con un triunfo que resulta doble, porque el conjunto científico se fue de vacío.

Los del Goierri encarrilaron pronto el casillero lo que quizá les llevó a relajarse al final de la primera parte, circunstancia que propició el empate a 13 en el marcador. Vuelta a la tarea y a partir der ahí, victoria y punto extra, es decir, pleno.

Todo ello en un partido muy intenso en el que el Ciencias no sólo no echó la toalla en ningún momento sino que peleó por llevarse, al menos un punto. Queda claro que los del txoko tienen que afinar más en touche. Este sábado derbi guipuzcoano, a las 4 de la tarde en Landare.

No menos trabajado resultó el triunfo del segundo equipo ante el Hernani, encuentro en el que 'debutaba' Xabi Lerma, partido que tuvo que dejar Mikel Mate por una sobrecarga muscular que venía avisando.

Muy bien los pupilos de Xabi Rodríguez, conscientes de que ante la persistencia de los hernaniarras la cuestión requería brega constante.

Completaban una exitosa jornada los sub 16 y sub 18 en Durango, donde se imponían a los locales por 19-41 y 21-25, respectivamente.

Baloncesto

El sénior femenino recibía en Majori al Eskoriatza, partido que resultó disputado. En los dos primeros cuartos el Ordizia tuteó a las visitantes que no encontraban el rumbo de la victoria ya que las del txoko se lo ponían difícil. Buen juego defensivo con continuos relevos en bloqueos y bien sincronizados. El juego de ataque constante, con buenas acciones de uno y otro equipo.

Al comienzo del tercer cuarto las urdiñas estaban 7 puntos por debajo pero con serias opciones de triunfo. Sin embargo a partir de ahí el balón lanzado por las ordiziarras a canasta no quiso entrar. Las de Eskoriatza aprovecharon la circunstancia para alejarse en el luminoso y ya fue imposible la remontada, Ordizia28-Eskoriatza 45.

El júnior masculino culminó un buen encuentro pese a caer derrotado en casa ante el Ganbara, de Andoain. Los locales jugaron un partido inteligente ante un conjunto de similares características, por lo que las espadas estuvieron en alto durante buena parte del envite. No obstante, las decisiones tomadas en la cancha por los urdiñas, en los dos últimos minutos, les privaron de la victoria. En cualquier caso cabe reseñar que están en el buen camino, Ordizia 39-Ganbara 43.

El júnior femenino cayó derrotado en su salida a Errenteria, 51-39. Las chicas que dirige Urkijo derrochan calidad y buen juego, pero tuvieron un gran hándicap, las rivales les superaban en altura. Los problemas para hacerse con el rebote y por otra parte la demora inicial en conseguir puntos sentenciaron el compromiso. Al final el marcador indicaba un 51-39 para las anfitrionas.

El cadete masculino visitaba al Tolosa. Los ordiziarras, que hasta ese momento sólo conocían la victoria viajaban llenos de moral a sabiendas de que el Tolosa siempre dispone de equipos competitivos.

El encuentro comenzó bien para los interese urdiñas, antes del minuto dos ya habían obtenido un parcial de 2-9. Los chicos de Arrue estaban defendiendo bien, sin perder la posición y sorprendiendo a los tolosarras en ataque. Al final del primer cuarto, Tolosa 13-Ordizia 18.

Tanto en el segundo como en el tercer cuarto los ordiziarras supieron controlar el juego y el marcador. La ventaja de los urdiñas oscilaba entre una mínima de seis y una máxima de 10 puntos, controlaban las acciones del juego y por tanto controlaban el tempo del encuentro. Sin embargo en la última tanda de diez minutos las aspiraciones ordiziarras se vieron truncadas. El Tolosa comenzó a entrelazar jugadas de mérito, a realizar transiciones, defensa ataque, rápidas, que a los del txoko les pillaba a contrapié. Nuestros chicos trataron de responder, pero a veces debido a la precipitación y en otras simplemente a decisiones equivocadas, no pudieron. Tolosa 64-Ordizia 57.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate