Diario Vasco

Los errores en ataque privan al primer equipo de basket de un triunfo en Gasteiz

El primer equipo perdió en su visita al Marianistas, un conjunto serio que deja pocos resquicios al rival y que no pierde la intensidad del juego durante los 40 minutos. Los ordiziarras conscientes de lo que les esperaba salieron a la cancha concentrados y dispuestos a traerse la recompensa de los dos puntos en liza. El primer cuarto, como el resto del encuentro, resultó igualado, ataques alternos de ambos conjuntos con rocosas defensas, si bien las acciones ofensivas ordiziarras estaban siendo un punto individualistas sin apoyarse en el compañero, error que a la postre hizo que los urdiñas no pudieran llevarse la victoria.

A pesar de ello los parciales de la primera parte fueron: el primero, 21 iguales, y el segundo, 22-20 para el Marianistas, cuartos que no apuntaban un posible vencedor. En la reanudación las cosas no cambiaron, los ordiziarras no encontraban la fórmula que les hiciese jugar en bloque debido al mérito, sin duda, del rival. Sin embargo los alaveses no terminaban de despegarse en el marcador lo que dejaba las espadas en alto hasta los últimos minutos en los que los anfitriones se llevaron el gato al agua. El resultado final, 90 -83 para Marianistas.

Triunfo del segundo equipo

El segundo equipo recibía en casa al Zarautz Sharks ante el que los chicos de Mike estrenaron el casillero de victorias, aunque, eso sí, tocó sufrir ya que el partido volvió a ser muy disputado. En líneas generales el Ordizia estuvo bien. En la primera mitad los urdiñas jugaron a un alto nivel llegando con una ventaja de 10 puntos, 33-23.

En la reanudación el rival reaccionó, pasó como un torbellino por encima de los del txoko, incapaces durante esos momentos de controlarle. De nuevo tocó ponerse el buzo de trabajo y corrigiendo errores cometidos escasos momentos antes lograron forzar la prórroga. El premio podía estar cerca. El Ordizia venía de remontar en los últimos instantes y era necesario aprovechar la inercia positiva. De modo que en la prórroga sin quitarse el buzo aún, los ordiziarras consiguieron redondear un marcador favorable a los intereses urdiñas,Ordizia 65-Zarautz Sharks 61.

El sénior femenino visitaba al Aldapeta. El equipo ordiziarra sigue creciendo y amoldándose a la categoría. Si en el primer encuentro el Antigua Luberri comenzó a abrir brecha tras el primer cuarto, en esta ocasión el partido no se decantó hasta los últimos diez minutos. El grupo se está compactando y por momentos realiza un buen juego. Mueve el balón con claro criterio, las jugadoras desarrollan ayudas continuas y culminan excelentes jugadas, pero algunas pérdidas de balón, errores no forzados y la falta de puntería ante el aro contrario, echan por tierra en algunos momentos el buen trabajo realizado hasta ese instante. Las rivales son capaces de aprovechar estos vacíos que deberán ir disminuyendo a medida que el conjunto ordiziarra vaya evolucionando. Al final Aldapeta 43-Ordizia 33.

El júnior femenino afrontaba una difícil papeleta ante un rival, el Bera-Bera, claro aspirante al entorchado provincial. Las chicas de Urkijo disputaron un encuentro en franca desventaja física, diferencia que en otros envites han solventado con derroche de entrega y buen juego, actitud que en esta ocasión no fue suficiente para doblegar al equipo local, Bera-Bera 61-Ordizia 28.

El júnior masculino se quedó a las puertas de la victoria en este su primer encuentro de liga. El Easo fue superior en el marcador y aunque la sensación dada en el parqué no fue igual, a los ordiziarras no les quedó más que claudicar. Al descanso el luminoso indicaba un 19-15 para los donostiarras. Los del txoko estaban dentro del partido y así se mantuvieron hasta 3 minutos antes del final en el que los donostiarras cosecharon una pequeña renta que supieron gestionar hasta que sonó la bocina, Easo 47-Ordizia 39.

Al cadete masculino le costó entrar en el partido que le reunía en Majori con el Mondragon Unibertsitatea C. El primer cuarto fue testigo de alternancia atacante entre dos equipos parejos en potencial. Muchas eran las opciones de ataque que no terminan en canasta por parte de uno y otro equipo, pero en este primer cuarto los foráneos tuvieron mayor acierto y consiguieron dominar por un estrecho margen de 2 puntos, 6-8.

En la reanudación la suerte de las canastas aumentó para las dos escuadras a pesar de los esfuerzos defensivos, pero los ordiziarras empezaron a atinar más bajo el aro contrario haciéndose con el marcador para llegar al descanso con un empate a 21.

El tercer cuarto fue definitivo, la defensa del equipo local se dejó notar manteniendo una buena concentración, presionando y obligando al rival a realizar malas elecciones de tiro que no obtenían premio para de este modo cosechar una ventaja de 9 puntos, delantera que mantuvieron hasta el final, Ordizia 55-Mondragón Unibertsitatea C 46.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate