Diario Vasco

Duro hueso de roer para empezar

El Ampo Ordizia se mide a las 12 en Altamira ante un rival más complicado de lo que fue el Aparejadores.
El Ampo Ordizia se mide a las 12 en Altamira ante un rival más complicado de lo que fue el Aparejadores.
  • El Ampo Ordizia debuta hoy en la liga ante un Alcobendas plagado de internacionales

Primera jornada, en la máxima categoría del rugby, que a efectos prácticos echaba a andar ayer, excepción hecho del partido adelantado de la semana pasada, Ciencias-El Salvador correspondiente a la cuarta; 22-31.

Primera jornada que ayer asistió a la mitad de los envites en liza. Encuentros en los que decepcionó el Ciencias de Sevilla en su visita al Cisneros, conjunto colegial que le dio un auténtico repaso a la escuadra andaluza; 66-3, equipo hispalense que se mostró carente de ritmo y juego. Sin sorpresa en el derbi catalán, Santboi 31-FC Barcelona 10. Sobresalto que a punto estuvo de rubricar el Gernika ante el Quesos ya que fue por delante en el marcador hasta el minuto 74, para acabar cayendo; 13-16.

Para hoy restan, el Independiente-Hernani, El Salvador-Getxo y Ampo Ordizia-Alcobendas.

Al frente del Alcobendas, un año más, José Ignacio 'Tiki' Inchausti, uno de los entrenadores de la máxima categoría con mejor palmarés, por no decir el mejor. Valga reseñar que en su historial consta ese reciente éxito que le sitúa como el primer seleccionar nacional de rugby a siete masculino, que es olímpico.

Inchausti volvía en la temporada 2014-15 al que fue el club de toda su vida; el Alcobendas, con el encargo de devolver a la escuadra madrileña a la máxima categoría. Objetivo que conseguía. Tras su regreso a la élite, el Alcobendas se clasificaba la pasada campaña, en el campeonato de liga, en sexta posición.

Y así las cosas, se diría que Tiki Inchausti ha tirado de su visión y mentalidad de seleccionador y ha conformado una selecta plantilla, de auténtico lujo.

Debut en Altamira

En Altamira anuncia el debut oficial de algunas de las caras nuevas, como los internacionales españoles Facundo Munilla, Iñaki Villanueva, Brad Linklater y Juan Anaya, o el jugador de origen argentino, Agustín González Amorosino.

No podrán estar con sus compañero, reseñan en la entidad madrileña, el internacional chileno, Matías Cabrera, ni los pilieres de Os Lobos, Bruno Rocha y Francisco Domingues que siguen recuperándose de sus respectivas lesiones aunque el primero se incorpora al trabajo, con el resto del equipo, la próxima semana.

Otra novedad para los granates será su nuevo capitán, Glen Rolls que recoge el relevo de Ati Fernández. «Iniciamos la Liga, afirma el míster, ante un rival muy potente. Es muy pronto pero creo que Ordizia ha hecho muy bien las cosas en verano y que tienen un proyecto muy ilusionante. Han incorporado jugadores de mucho nivel como el pilier Fernando López o el apertura, Valentín Cruz».

Además, prosigue «cuenta con Rust, que el año pasado ya fue una amenaza y a nosotros nos hizo mucho daño en Las Terrazas, y Goia (Julen) jugadores que formarán una línea muy complicada. De todas maneras nosotros estamos listos para competir. Sabemos cuáles son nuestras fortalezas y las vamos a poner sobre el campo. No llegamos muy rodados pero tenemos la confianza suficiente para buscar un buen resultado, que sabemos que va a ser muy duro en Altamira».

El Ampo Ordizia por su parte ha jugado tres partidos de pretemporada en los que ha dado una muy buena imagen pero que le han salido muy caros en lesiones; Aldanondo, Rust, Oier Goia, Hernández. Da la sensación de que ante el exigente curso que se avecina, la plantilla resulta ajustada.

Pretemporada en la que los nuevos fichajes le han dado solidez al equipo, circunstancia que ha despertado y devuelto la ilusión a la grada. Escuadra local a la que finalmente, en partido amistoso, la afición pudo ver el pasado sábado, en Altamira ante el Aparejadores.

Se acabaron las pruebas, comienza una larga y exigente liga, en la que la afición goierritarra tiene puestas muchas esperanzas.