Diario Vasco

San Bartolomé y Otegi Enea, de actualidad

El alcalde, José Miguel Santamaría, habla con la diputada Aintzane Oiarbide.
El alcalde, José Miguel Santamaría, habla con la diputada Aintzane Oiarbide. / MARÍN
  • Otegi Enea ve hecho realidad el sueño de las pantallas acústicas en la N-I y San Bartolomé mejora su accesibilidad

El Departamento de Infraestructuras Viarias de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha aprobado el proyecto que reorganiza el tráfico en el barrio San Bartolomé y ha dado el visto bueno a esa antigua aspiración de los vecinos de Otegi Enea y de la calle San Ignacio de instalar las pantallas de reducción del ruido en la N-I en el tramo que va desde la altura del puente de la Montañita hasta el acceso al barrio o cruce de Zaldibia.

Al mediodía de ayer en comparecencia ante los medios de comunicación, Aintzane Oiarbide, titular del departamento foral, acompañada por José Miguel Santamaría, alcalde de la localidad, presentaban ambos proyectos.

Aintzane Oiarbide expuso que ambas iniciativas pasaron a ser una prioridad para el departamento que dirige desde el momento en el que se hizo cargo del mismo hace ahora un año.

Por antigüedad, en el sentido en que ha representado un veterano sueño de la comunidad vecinal, sobre todo de Otegi Enea, en relación a las pantallas acústicas, Aintzane Oiarbide expuso que previamente a su instalación, a la vista de que cada circunstancia requiere una solución específica, el correspondiente estudio acústico había propuesto la solución más eficiente.

«Tras definir qué tipo de pantallas reclama el tramo vial que nos ocupa», subrayó, «la Diputación desea iniciar los trabajos a la mayor brevedad posible, trabajos que darán inicio este mes de septiembre».

En el tramo de carretera dirección Donostia se va a colocar a lo largo de 140 metros, pegando prácticamente a la calle Euskal Pilota, una pantalla acústica transparente de metacrilato, de cuagtro metros de altura. «Mediante esta solución», dijo «se desea evitar el efecto de cerramiento que originaría en la calle una pantalla opaca».

Tramo que quedaría terminado sino surgen imprevistos para finales de este año.

Ya a comienzos del 2017 se daría inicio a los trabajos de instalación de la pantalla en el margen paralelo de la carretera, en sentido Vitoria-Gasteiz. Tramo de pantalla paralelo a su vez a la vía férrea Madrid-Irun. En este caso, y a la vista de esta circunstancia, la decisión técnica se ha decantado por una pantalla acústica vegetal doble, hacia la N-I y hacia la vía, por sus características de absorción y su buena integración en el lugar.

Dado que la función de absorción del ruido se realiza a ambos lados, reducirá el problema que produce tanto el tráfico rodado de la N-1 como del tránsito por la vía férrea. En este lado, el panel alcanzará también una altura de cuatro metros.

El proceso de adjudicación de las obras está previsto ponerlo en marcha este mismo mes de septiembre.

El tramo dirección Donostia, el primero a llevar a cabo, cuenta con un plazo de ejecución de tres meses y un presupuesto de 241.500 euros. Los trabajos de los paneles en sentido Vitoria se adjudicarán a comienzos del 2017. Deberán estar concluidos a su vez en un plazo de tres meses. En este caso el presupuesto es de 165.000 euros.

José Miguel Santamaría expuso que se trata de un compromiso con los vecinos de esta dos barriadas, que de esta manera queda zanjado.

Por lo que a San Bartolomé respecta, el alcalde de la localidad insistió en que se trataba de dar continuidad a un empeño de recuperación y rehabilitación de esta barriada tras un paréntesis de cuatro años.

Recuperación y rehabilitación que comenzaron por el derribo de las viejas edificaciones, huertas, etc, la construcción del parking y acera, la instalación de la iluminación, etc, que ahora reclama la reordenación del tráfico y la accesibilidad, sobre todo peatonal.

Reordenación del tráfico

Solventadas, inicialmente, cuestiones de titularidad, fundamentalmente de la carretera de acceso al barrio desde la N-I, tocaba abordar la cuestión que nos ocupa en su globalidad. Para ello, inicialmente se va a llevar a cabo un anteproyecto con un presupuesto de 383.000 euros. A partir de ahí, el ayuntamiento se hará cargo de la construcción de la solución propuesta y la Diputación tomará parte en la financiación de las obras.

Por un lado, al objeto de poner en valor el parking, la idea contempla la construcción de una carretera, que a modo de anillo circunvala el hipermercado de Eroski, lo que permite ensanchar las aceras que van desde la antigua fábrica de Muebles San José hasta Otegi Berri, tramo de carretera que pasará a ser de sentido único.

Desde el punto de vista de la movilidad peatonal, y de su seguridad, además de contar con aceras más anchas, la propuesta pretende mejorar el camino para peatones, hasta la altura del que fuera campo de rugby Trevijano, tramo, como decimos, con comienzo a la altura del paso inferior de las vías del tren (Muebles San José) que a su vez, y al objeto de ir mejorando el acceso al campus del Goierri, (enlace Agerrebidea) contará con el correspondiente bidegorri.