Diario Vasco

Nueva propuesta de Larrun Arri

El concurso de Larrun Arri sigue centrado en la promoción de productos auctóctonos.
El concurso de Larrun Arri sigue centrado en la promoción de productos auctóctonos. / MARIN
  • La Plaza acoge la nueva versión del concurso gastronómico y el tradicional certamen de morcilla del Goierri

Como ante todo cambio, queda por ver qué resultado le acompaña al giro que, en esta ocasión, es decir hoy, le ha dado la sociedad Larrun Arri a su ya veterano concurso intersociedades que no ha faltado a la cita con las Fiestas Vascas en los últimos 25 años.

Certamen que reconduce tanto en su filosofía como en su mecánica de funcionamiento, siempre desde la perspectiva de que si no resulta, o no responde a las expectativas creadas, no va a resultar complicado volver a la etapa anterior.

Concurso gastronómico de productos autóctonos sí, pero intergeneracional. Una propuesta que se aproxima al programa 'Ordizia Ciudad Educadora' al que el municipio se sumó, formalmente, en enero del 2008, que considera a la ciudad, administración y ciudadanos, un agente educativo en toda su extensión. Un empeño al que necesita incorporar, además de aquellas que tradicionalmente se han considerado educativas, como la escuela y las casas de cultura, nuevas áreas. Por lo tanto el urbanismo, el deporte, el medio ambiente, la salud, la movilidad, la seguridad, los servicios, los equipamientos y la ciudadanía, todo pasa a tener una dimensión educativa, una intención formadora.

Programa que ha encontrado, en especial, entre los alumnos de Educación Primaria de la villa y los componentes del centro social Zuhaizti, un amplio campo de actuación.

Pues bien, en Larrun Arri consideran que hoy estaríamos ante un primer contacto y a partir de ahí, queda todo el curso académico, para avanzar en esta idea. Segunda convocatoria, la del 2017, a partir de la cual sacar conclusiones. Un empeño y nuevo rumbo en el que agradecen la implicación de Orkli y D'elikatuz, y la fidelidad de la empresa de fabricación de menaje de cocina, Lacor, de Bergara, del ayuntamiento y de la Mancomunidad Enirio Aralar.

Adultos y adolescentes

Por lo que corresponde a la convocatoria de este año, la entidad de la calle José Arana se da por satisfecha reuniendo a una decena de parejas participantes, tándem que deberá estar formado por una persona adulta (no profesional del ramo) y otra cuya edad se circunscriba a la franja 14-18 años. La labor principal del 'joven' será la de emplatar aquella receta que el equipo presente al jurado. Si bien se tendrá en cuenta su participación en las tareas de elaboración.

Como es habitual, la organización pone a disposición de la concurrencia, las cocinas industriales, corriendo el resto del utillaje por cuenta de los concursantes. Los participantes recibirán una dieta de 40 euros destinada a la compra de los ingredientes principales, si bien, a su vez, dispondrán de una mesa con productos típicos del mercado semanal a su disposición, lista de productos que se les comunicará con antelación.

En este nuevo formato del certamen, los concursantes deberán elaborar, por supuesto en la propia Plaza, un único plato, eso sí ' al Idiazabal'. Lo que sobre el papel debe acortar, sensiblemente la duración del envite. La hora de presentación al jurado será a las siete de la tarde, si bien previamente entregarán a la organización, por escrito, la receta del plato; ingredientes, proporciones, formas y tiempo de elaboración, etc. La cantidad a preparar será una ración para seis personas.

Donde no hay cambio alguno en ese hacer boca y rodaje para el jurado que representa el certamen de odolkis del Goierri, que asiste a su vigesimo segundo cumpleaños. Cita a la que están invitados, únicamente los elaboradores de la comarca. Encuentro ante toda una delicia gastronómica que supone y represente el comienzo de una nueva temporada.

Para dirimir la cuestión, Larrun Arri ha invitado a formar parte del jurado a los profesionales de los fogones José Mari Olaziregi (Hotel Castillo), Bixente Egiguren (jefe de cocina del Etxeberri de Zumarraga), Ricardo Murias (Morgan, de Donosti), Juan Manuel Garmendia (Asador Kattalin, de Beasain), Marian Fernández (Pilar Enea, de Idiazabal) y a los ordiziarras Amaia Blázquez (sidrería Tximista), Imanol Gaztañaga (restaurante Zubibi), y Juanjo Martínez de Rituerto (Aldasoro taberna).

Cita gastronómica que antecede y enlaza con la gran tarde de tortilla de patata, vino y parranda, que ha crecido como la espuma, estos últimos años, en el entorno de la Arboleda.