Lauburu Ibarra consigue frente al Lardero su primera victoria

Jugadores del equipo Lauburu Ibarra conversan con Arévalo. /
Jugadores del equipo Lauburu Ibarra conversan con Arévalo.

En el minuto 11, los chicos de Aitor Arévalo lograron meter tres goles en 56 segundos mágicos

M.A. IBARRA.

El Lauburu Ibarra Mahala venció por 9-7 al equipo riojano del Lardero y consigue la primera victoria de la presente temporada. Los ibartarras tras la derrota cosechada en la primera jornada salieron a apretar al rival desde el inicio y la táctica empleada dio sus frutos en los primeros 10 minutos del partido ya que el equipo local tuvo hasta siete ocasiones claras de gol. El marcador no se movía a pesar de que los locales hicieron méritos para ir por delante. En el minuto 11, los chicos de Aitor Arévalo en 56 segundos mágicos lograron meter tres goles.

El primero en abrir la lata fue Aitor Sánchez. 15 segundos más tarde, Gurru hacía el segundo, y 41 segundos después, Gurru volvía a marcar el 3-0, tras aprovechar una buena asistencia de Asier Colas. Partido muy favorable para los locales que estaban muy cómodos en el partido y generando muchas ocasiones de gol.

En el minuto 12 de partido y en la primera llegada visitante, los riojanos reducían distancias en el marcador. El equipo local estaba siendo superior, pero la renta era muy reducida para los méritos realizados por ambos equipos. Los locales estuvieron muy poco acertados en la finalización. Las situaciones con ventaja numérica no fueron bien desarrolladas y el partido comenzaba a tener peligro.

A falta de 40 segundos para finalizar la primera parte, Asier Aierbe subía el 4-1 al marcador con

el que finalizaría la primera mitad. Tras la vuelta del descanso y con 20 minutos por jugar, los riojanos comenzaron a apretar al equipo local en pista propia. Fruto de esa verticalidad, redujeron distancias en el minuto 5 de la segunda mitad. Un minuto más tarde, el equipo de Ibarra volvió a marcar dos goles, ambos obra de Aitor Sánchez, que hacía que el resultado se estirara a cuatro goles de renta en el marcador (6-2).

Tras este gol, los chicos de Aitor Arévalo que venían de completar muy buenos 30 minutos de intensidad y de juego, bajaron la intensidad defensiva con marcajes blandos, y en un abrir y cerrar de ojos, el marcador iluminaba un 8-6 con 6 minutos por jugar. Los goles piparreros en este tramo fueron materializados por Paul Rueda y Asier Aierbe.

Por si el partido no tuviese emoción, los visitantes hacían el 8-7 a falta de 3 minutos para concluir el partido. Todo hacía pensar que algún punto podía escaparse de Belabieta, pero a falta de un minuto Liher se encargaba de hacer el 9-7 con el que finalizaría el encuentro.

«Hemos realizado muy buena primera mitad, hemos generado muchas ocasiones de gol. Nos hemos ido 4-1 al descanso y con la sensación de que la renta era muy corta para la diferencia de acciones de peligro generadas por ambos equipos», explicaba el míster. «No podemos bajar el nivel de concentración en ningún partido, hoy en 10 minutos de baja intensidad hemos encajado cinco goles que nos ha podido costar el partido. La victoria nos ha dejado un sabor agridulce por cómo se han desarrollado los minutos finales, pero este mal trago pasado en el final de partido nos hará enfocar el nivel de atención durante los 40 minutos».

Fotos

Vídeos