La Diputación y SOS Racismo extienden a Tolosaldea la red contra el racismo y la xenofobia Berdin

La iniciativa se sitúa bajo la dirección de Convivencia y Derechos Humanos de la institución foral

EUROPA PRESSSan Sebastián

La red contra el racismo y la xenofobia Berdin, que impulsan Diputación Foral y SOS Racismo, extenderá su ámbito de actuación a Tolosaldea. La iniciativa llega a esta comarca tras las "experiencias positivas" del trabajo que viene desarrollando durante los últimos años en Oarsoaldea y Debagoiena. A través de políticas locales, la institución foral busca "influir a escala local".

De la mano de SOS Racismo, y en colaboración con agentes locales, ambos agentes llevan años desarrollando una amplia variedad de acciones en este ámbito, según ha recordado la Diputación en un comunicado. La iniciativa se sitúa bajo la dirección de Convivencia y Derechos Humanos de la institución foral y, según ha explicado su directora, Maribel Vaquero, "la concienciación social es fundamental" para "acabar de raíz con el racismo y la xenofobia".

La red se implantó por primera vez en 2015 en Oarsoaldea, fruto de un proceso de participación impulsado por la Diputación. Se comenzó realizando acciones de sensibilización e información y, "ante los buenos resultados", se extendió a Debagoiena en 2016. La red contra la discriminación se extenderá ahora a Tolosaldea. Vaquero ha recordado que el programa ya ha demostrado ser "una herramienta muy útil" para combatir el racismo y, en este sentido, seguirán trabajando para extenderla a todo el territorio.

La iniciativa ha sido dada a conocer este martes en Tolosa en un acto donde, además de la directora foral, han participado la alcaldesa de Tolosa y presidenta de Tolosaldea Garatzen, Olatz Peon, y el representante de SOS Racismo, Gerar Carrere. Los tres han subrayado la importancia de "prevenir los delitos de odio" y el desarrollar un trabajo específico en "el cambio de los derechos humanos a nivel municipales, con acciones y medidas concretas".

«Pueblo diverso»

Peón ha destacado que "Tolosa es un pueblo diverso". "Hace unos años, la prioridad era acoger a las personas migrantes, ahora, enfocamos nuestros esfuerzos hacia la integración y convivencia entre migrantes y locales", ha señalado la alcaldesa. Según ha abundado, esa iniciativa engarza con el Plan de Convivencia 2017-2020, ofreciendo "una guía para el trabajo e intervención en los ámbitos de la inmigración y la convivencia".

El programa que se desarrollará en Tolosa y su comarca tendrá una dotación de 42.000 euros. SOS Racismo dispondrá de la gestión de estos recursos y el plan de actividades será similar al de las otras dos comarcas donde ya trabaja la red contra el racismo Berdin. La ONG se ubicará en Tolosa y su función principal será la de organizar acciones de sensibilización y formación.

En cuanto a acciones concretas, al igual que en Oarsoaldea y Debagoiena, se ofrecerán sesiones de formación a personas extranjeras del Centro de Educación para Personas Adultas. Los programas pondrán el foco en cuestiones como la vivienda, uno de los puntos más conflictivos para las personas migrantes, y se realizarán acciones de 'testing' para analizar la discriminación que pueda existir a la hora de acceder a una vivienda. Por último, con el objetivo de implicar a la guardia municipal, se llevará a cabo un programa para extender buenas prácticas.

Fotos

Vídeos