Comienza la última fase en la reforma de la zona del barrio Bidebieta y Bizkaia kalea

La ampliación de aceras en Bizkaia kalea es la última fase de la reforma del barrio de Bidebieta. / IÑIGO ROYO

Mañana está previsto que arranquen las obras del paso para vehículos y de ampliación de aceras en la calle Bizkaia

JUANMA GOÑITOLOSA.

La calle Bizkaia ganará en comodidad para el uso peatonal en la última fase de la reforma del barrio, que se iniciará mañana, miércoles. El Ayuntamiento emprendió en abril la segunda fase de las obras de reurbanización de Bidebieta y de Bizkaia kalea. Mientras las de Bidebieta van progresando, en Bizkaia kalea arrancan precisamente ahora, en pleno vearno.

Básicamente, lo que se a va acometer aquí, en Bizkaia kalea, es la ampliación de la anchura de la acera en la zona de acceso los portales. Para ello, se construirá un paso alternativo para vehículos con una anchura de calzada de 2,75 metros y una línea de aparcamiento de 1,8 metros. De ese modo, quedará una acera de 2 metros de anchura en la zona de escaleras y de 3,2 m en resto. El objetivo principal es reformar la zona, retirando de ella los vehículos, que ocupan la mayor parte del espacio. Así pues, en la primera parte del proyecto se ejecutó el aparcamiento que está abierto desde el pasado año, con el objetivo de sacar los vehículos de la zona residencial, y ahora, en esta segunda fase iniciada en primavera, se ha emprendido la reforma de la zona. Junto con la reestructuración de la zona residencial de Bidebieta, se ampliará ahora la acera de la calle Bizkaia, situada en la parte sur del barrio.

Proyecto de reurbanización. Los trabajos de remodelación abarcan dos áreas
la calle Bizkaia y el barrio de Bidebieta.
Tiempo de actuación
Las obras comenzaron en abril, inician ahora su fase final, y tienen una duración de seis meses. Concluirán en setiembre-octubre.
Barrio de Bidebieta. Lo que se está haciendo
renovación de la calzada. Las aceras tendrán una anchura superior a dos metros. Se suavizan las pendientes. En los portales donde anteriormente había escaleras de acceso se habilitará la entrada por medio de rampas y cambios de nivel. Transformación del parque infantil en una zona de juego con bancos y vegetación.
Calle Bizkaia
Se ampliará la acera donde se ubican los accesos a los portales. Se adaptará el paso para los vehículos con un ancho de calzada de 2,75 metros para paso y 1,8 para aparcamiento en línea.

Detalles

La primera fase de la reforma de la zona Bidebieta-Bizkaia consistió en la construcción de una nueva zona de aparcamiento para vehículos en la parte superior del barrio, en la subida a Herrikide (Escolapios). Está abierto desde el año pasado, y cumple con su función de retirar los vehículos de la zona residencial, desplazando los mismos a este entorno.

En la segunda fase de la obra (abril-octubre), se renovarán los espacios en la a zona residencial de Bidebieta y la calle Bizkaia, cuya acera se ampliará en la parte sur del barrio.

La zona cuenta con una superficie de 6.000 m². Según detallan desde el consistorio, en la actualidad los vehículos aparcan en fila o en batería a lo largo de las vías y accesos, tanto en zona alta como en baja, y por problemas de espacio, distribución y circulación se ha convertido en una zona conflictiva en el día a día para los usuarios, además de que los peatones disponen de un espacio muy reducido para el paso.

Con esta remodelación, cuyo presupuesto asciende a 1.142.388 euros, el objetivo del Ayuntamiento es que los vecinos disfruten de su propio barrio, que este sea accesible y que disponga de un acabado e infraestructuras nuevas. De esta manera, ha señalado que se aprovecharán las obras para renovar y sustituir la iluminación por un sistema LED, y mejorar las condiciones de seguridad de los viandantes, «todo ello en favor del medio ambiente».

Por un lado, las actuaciones que se realizarán en el barrio de Bidebieta afectarán a todo el barrio con el objetivo principal de «lograr que esta zona disponga de accesibilidad y comodidad necesarias para un espacio que busca la prioridad del viandante», ya que los vehículos se trasladarán al aparcamiento construido anteriormente en la zona alta.

Lo que se está haciendo es renovar la calzada en el acceso principal del barrio. Las aceras van a tener una anchura superior a dos metros, las demás calles dispondrán de un firme continuo, se suavizarán las pendientes, y en los portales donde anteriormente había escaleras de acceso se habilitará la entrada por medio de rampas y cambios de nivel. El parque infantil, por su parte, se transformará en una zona de juego con bancos y vegetación.

El Ayuntamiento remarca que estas calles dan a un fondo de saco o calle sin salida, por lo que el vehículo que accede a dicho fondo deberá realizar un cambio de dirección para poder salir. Para ello, se ha habilitado una zona libre para realizar esa maniobra, y señala que se pretende que el vecindario acceda a estas calles para casos puntuales de carga y descarga o cualquier otra necesidad, salvo los usuarios de garajes y vados.

Fotos

Vídeos