La siguente feria será en septiembre

La feria. Los peques disfrutaron con el taller de caretas, los baserritarras de Atari eder (Zunzunegi), y Aritz Elustondo en pleno sorteo. / FOTOS JUANTXO UNANUA Y L. AGIRRE

Ayer se entregaron los premios del concurso de ornato floral y Jabier Arrieta mostró su arte en la talla

JUANTXO UNANUABEASAIN.

Con una meteorología impropia de un 1 de julio, debido al constante y pertinaz sirimiri así como la baja temperatura, la plaza Cubierta acogió la feria extraordinaria del primer sábado de mes. Una cita que reunió a los baserritarras con productos de la huerta y elaboradores de queso D. O. Idiazabal, del caserío Usurburu de Gaztelu y Aranburu de Idiazabal, además del puesto de plantas de los Azanza, entre otros.

Otro de los puestos fue ocupado por el gran artista y tallista en madera local Jabier Arrieta, que a lo largo de toda la mañana fue demostrando, a quien hasta allí se acercaba, su destreza, manejo y extraordinario saber hacer en el manejo de la gubia y del formón en su choque contra la madera.

La feria del mes de julio sirvió de marco para fallar el primer concurso de ornato floral de ventanas y balcones convocado desde el departamento de Comercio. El primer premio fue para Nerea Uranga y sus balcones de la vivienda de la calle Usategi, 5-3º y el segundo premio para el balcón de Asun Epelde de kale Nagusia 18-1 (la fachada da a la plaza Zubimuzu).

Sorteo

Además, entre aquellos que hicieron alguna compra en la feria, se sorteo una estancia de fin de semana en un agroturismo, para dos personas. La agraciada fue Paule González, cuyo número fue sacado del saski por el beasaindarra y jugador de la Real Sociedad, Aritz Elustondo. La feria extraordinaria se despidió ayer hasta el primer sábado de septiembre, día 2.

Fotos

Vídeos