La 'Provincia de Cantabria', en Loinaz

Los franciscanos de la Provincia de Cantabria, en la foto de familia en la Basílica de Loinaz.
Los franciscanos de la Provincia de Cantabria, en la foto de familia en la Basílica de Loinaz.

Medio centenar de frailes llegados de distintos puntos se dieron cita en la Basílica, en los 45 años de la llegada a Beasain de los Padres Franciscanos

JUANTXO UNANUA BEASAIN.

El pasado domingo 16 de julio es el día del nacimiento del santo beasaindarra Martín de Loinaz, fecha que el calendario festivo religioso suele pasar por alto, ya que la iglesia señala festivo el fallecimiento de cada uno de los que llenan el santoral.

Pero los Padres Franciscanos, al hilo de una cita celebrada recientemente, que tuvo lugar en el marco de la Basílica de Loinaz, unieron el 450 aniversario del nacimiento del santo (fue en 2016) y los 45 años de la llegada de los Padres Franciscanos a Beasain, a la Basílica de San Martín de Loinaz, que se cumplieron este año para hacerse cargo de la parroquia recién creada (era 1972).

Lecciones de historia

Cabe recordar que San Martín de Loinaz, nacido en el caserío Amunabarro, fue el primer santo franciscano vasco.

Hasta el mencionado templo religioso, que en su estado original fue el único con planta de cruz griega existente en Gipuzkoa, llegaron los frailes de la Provincia Franciscana de Cantabria (Madrid, Valladolid, Santander, Bilbao, Vitoria, Pamplona, Donostia, Arantzazu), fueron medio centenar de frailes. Fue una jornada completa en la que de entrada se hizo historia de la llegada de los Padres Franciscanos a Beasain y de su permanencia y actividad a lo largo de estos 45 años en la villa vagonera. El provincial, Padre Juan Mª Ilarduia hizo presentación del ponente Jose Mª Alonso del Val, historiador e investigador quien en todo momento habló del santo beasaindarra mencionando en más de una ocasión al también historiador franciscano padre Martín Mendizabal, todo un libro abierto en cuestiones relativas al santo de Loinaz. A la cita no faltaron los primeros franciscanos que llegaron a Beasain, los hermanos padres Miguel y Bitoriano Iñurritegi junto Tomás Olazabal (fallecido).

Fotos

Vídeos