Perfecta González, cien primaveras

La centenaria. Perfecta González con la placa, junto al alcalde, su hija y su yerno./JUANTXO UNANUA
La centenaria. Perfecta González con la placa, junto al alcalde, su hija y su yerno. / JUANTXO UNANUA

Esta mujer, que ayer llegó a los 100 años, lee a diario, sin gafas, y colabora en las tareas del hogar Orensana de Padroso (Xinzo de Limia), vivió en su tierra hasta hace dos décadas

JUANTXO UNANUABEASAIN.

A pesar de haber llegado al siglo de vida rezuma jovialidad. Lee sin ayuda de las gafas, camina sin bastón alguno y es de verbo fácil. Nos referimos a Perfecta González Sinde, quien ayer cumplió 100 años. Gallega de pura cepa, el deje le delata, orensana de nacimiento -de la aldea de Padroso perteneciente a Xinzo de Limia-, desde hace prácticamente dos décadas es beasaindarra de pleno derecho.

Ella misma contaba que al enviudar, en torno a los 80 años, se vino a Beasain «a vivir con mi hija y mi yerno» y la familia se amplió a dos nietos y sus respectivas esposas y cuatros biznietos .

A sus 100 años, Perfecta no necesita de la ayuda de las lentes para leer. Lo demostró ayer, cuando el alcalde Aitor Aldasoro le trasladó la felicitación de todo el municipio plasmada en la placa con dedicatoria que le hizo entrega. Acto seguido, Perfecta leyó en voz alta, muy segura y de manera rápida el texto.

Mujer activa

Es «parlanchina» por naturaleza. A diario «lee bastante, hay un libro de tema religioso que lo tiene más que releído y, además, le gusta ojear y leer las revistas. Lástima que le falle el oído lo que le impide seguir los programas de la tele. Y, colabora en las tares del hogar pelando patatas, barriendo y sigue siendo muy meticulosa con las comidas», decía su hija Sinda. No olvida los tiempos que vivió en Galicia «con mi marido vivíamos del campo, teníamos animales y trabajamos mucho».

Al margen de la felicitación del alcalde en representación del municipio y a las muchas que le hayan llegado, ayer con toda la prole familiar celebró sus 100 años en la reunión a la mesa celebrada en Liernia.

Fotos

Vídeos