«Todavía se dan en Beasain apagones nocturnos misteriosos que no proceden de averías»

Su último trabajo. Pello, colocando las luces de Navidad./JUANTXO
Su último trabajo. Pello, colocando las luces de Navidad. / JUANTXO
Pedro Mari Irazustabarrena 'Pello'. Electricista municipal recién jubilado

A lo largo de 47 años ha sido el responsable de la iluminación en la villa

JUANTXO UNANUABEASAIN.

Ha sido una de las personas que en el Beasain de los últimos 47 años más ha trabajado a pie de calle. Es rostro popular que en muchas ocasiones ha logrado hacer luz de la más oscura de las tinieblas en las que estaban sumidas las calles. Dando solución a problemas aquí y allí, como en el antiguo Hospital de Beneficencia o el viejo matadero. Y no olvida el trabajo realizado en 1985 en el pozo de Makinetxe, toda la instalación eléctrica de aquel motor que subía el agua al depósito de Loinaz y desterró definitivamente los cortes de agua potable en época de estío. Además es especialista en eliminar nidos de avispa asiática.

-¿Cuántos años ha sido 'el electricista municipal'?

-En realidad era Francisco Domínguez, marido de mi tía, el responsable de los temas eléctricos en el municipio con quien entré a trabajar con 15 años hace 48 años. Tras su jubilación yo cogí el testigo y hasta hace unos días que me jubilé.

- Le ha tocado vivir de lleno la evolución de ese mundo...

-Y tanto, ha sido un revolución. Ahora que estamos en prenavidad y la iluminación especial ha sido colocada, sirva a modo de ejemplo este dato: las luces navideñas actuales, 'tipo led', consumen una cuarta parte de lo que lo hacían las de hace unos años. En el alumbrado público, lo mismo. En Beasain fuimos de los primeros en poner un reloj-fotocélula para el encendido de la iluminación callejera; aquí siempre he conocido ese sistema pero ahora es mucho más sofisticado, el encendido se produce en base al grado de oscuridad de las calles.

-Pero todavía esporádicamente se dan noches sin luz en algunas zonas...

-La mayoría suelen ser incidentes inexplicables porque en realidad no son averías, a veces rozan el misterio.

-Encima trabajando a pie de calle habrá tenido que dar muchas explicaciones...

-Imagínate, y no siempre para algunos han sido válidas... En ocasiones oíamos de todo.

-Habrán sido 47 años no exentos de problemas...

-Ahora no son de la magnitud de los que nos daba el antiguo y vetusto Hospital de Beneficencia (hoy Arangoiti), o el desaparecido matadero municipal. Eran edificios del consistorio y teníamos que atender con premura. La instalación eléctrica de ambos era muy vieja, nos daban muchos quebraderos de cabeza. Antaño para dar suministro eléctrico a las barracas del matadero tenía que lanzar un cable desde la calle Iturrioz hasta la plaza de Gipuzkoa.

-Pero además es especialista en retirar nidos de avispa asiática...

-Es una labor que he realizado muy a gusto. Aquí en Beasain los he eliminado en la trasera del molino de Igartza, y en la ganbara de Basarte azpikoa. Ahora esta labor se realiza a través de Goimen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos