Un partido muy trabajado y peleado cuyo final fue «un jarro de agua fría»

Un jugador del BKL lanza el balón a la canasta. /  JUANTXO
Un jugador del BKL lanza el balón a la canasta. / JUANTXO

El primer equipo de basket perdió ante el Atlético San Sebastián en el último segundo del partido (90-91)

J. U. BEASAIN.

El primer equipo de basket, el sénior de categoría nacional, recibió en la pista del Antzizar al potente y temido Atlético San Sebastián, con un graderío como en las grandes ocasiones, repleto de aficionados. «Fue un partido muy disputado y muy bonito», señalaba el entrenador, Jon Lekuona.

Los locales jugaron a un ritmo muy alto plantando cara al potentísimo Atlético San Sebastián. Fue un partido de los que hacen afición, un partido en el que los locales lo dieron todo y más y se desfogaron, se pusieron por delante en el electrónico pero en el último segundo cambiaron las tornas. «Fue un partido jugado a un ritmo muy alto y con mucha emoción y puntuación muy alta», señala Lekuona

Los locales lograron adelantarse en el electrónico. Los últimos cinco segundos fueron decisivos, fue cuando se decidió en el último tiro con el resultado a favor de los de casa, 90-88, saque de banda y triple de los visitantes (90-91), «todo un jarro de agua fría» comentaba el entrenador.

En cuanto al sénior masculino de tercera, venció al Electricidad Perosanz, de Deba, por un contundente 41-75. El cadete por su parte, perdió 39-34 contra el Gora Behera Debasket.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos