Las pantallas acústicas, para fin de año

Reunión en el Ayuntamiento entre los vecinos, el alcalde y la edil de Urbanismo y los técnicos de la Diputación Foral./B. U.
Reunión en el Ayuntamiento entre los vecinos, el alcalde y la edil de Urbanismo y los técnicos de la Diputación Foral. / B. U.

Recientemente se celebró en el Ayuntamiento una reunión entre la Diputación y una representacion de vecinos de Zaldizurreta y Trenbidea. Su colocación compete al Departamento foral de Infraestructuras Viarias al que el equipo de gobierno municipal trasladó el problema

JUANTXO UNANUABEASAIN.

El ruido que llega de la N-1 y las vías del tren a las viviendas más cercanas a esas infraestructuras es desde hace tiempo un problema que está sobre la mesa y para el que el equipo de gobierno municipal se comprometió a buscar la mejor de las soluciones posibles. De ahí que provocara una reunión entre una representación de los vecinos afectados y el Departamento de Infraestructuras Viarias de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

No era la primera reunión que se realizaba una cita teniendo como eje este tema. El equipo de gobierno municipal del PNV se ha reunido en varias ocasiones con los vecinos de Zaldizurreta para tratar el problema del ruido que padecen a causa de la circulación de la carretera y del tren.

Pero como es un tema que compete a la Diputación, el equipo de gobierno trasladó el problema a la diputada Foral Aintzane Oiarbide con el objeto de que el ente foral interviniera. Tanto el Ayuntamiento como la Diputación ya tenían realizado el diagnóstico del mapa de ruidos y por consiguiente la detección de los puntos negros en Beasain.

En la visita que realizó a Beasain en junio, Aintzane Oiarbide comunicó que su departamento ya estaba trabajando diferentes soluciones técnicas.

En Trenbide

Tras el estudio realizado gracias al trabajo conjunto, antes de que finalice el año, con el fin de atenuar el ruido que soporta el vecindario de la calle Trenbide, la Diputación Foral colocará desde Grúas Usabiaga hasta la zona industrial de Zumadi, 288 metros de pantallas para reducir el ruido generado.

En el caso de la calle Zaldizurreta, el director del área de la Diputación, Mikel Uribetxeberria y técnicos del Departamento, comunicaron a los vecinos «las dificultades técnicas para la colocación de los paneles anti ruido debido a la cercanía de la vía férrea y al poco espacio existente». Sin embargo, los responsables políticos adquirieron «el compromiso de continuar buscando soluciones eficaces al problema».

En la cita estuvieron presentes el alcalde de la villa, Aitor Aldasoro y la edil, presidente del Departamento de Urbanismo, Leire Artola, para realizar in situ la labor de mediación. Además el equipo de gobierno anunció la posibilidad de si fuese necesario «incluir una línea de subvención para aislar las viviendas del ruido».

Fotos

Vídeos