Un palmarés con gran color bizkaitarra

Los ganadores. Con sus trofeos y premios, y los miembros del jurado, el edil de Cultura y organizadores del Arrano.
/FOTOS JUANTXO UNANUA
Los ganadores. Con sus trofeos y premios, y los miembros del jurado, el edil de Cultura y organizadores del Arrano. / FOTOS JUANTXO UNANUA

El primer local fue Aitor Merchán y en el apartado juvenil, ganaron Alicia Valiña y Ioan Cauni El XXVI Certamen de Pintura al Aire Libre fue ganado por José Ramón Guerra, de Górliz; el segundo y tercer premio fueron para un pintor de Bilbo y otro de Erandio; y el áccesit, para un getxotarra

JUANTXO UNANUA BEASAIN.

Fue una jornada, la del domingo, que ni pintada para pintar, valga la redundancia.

Se celebraba la XXVI edición del certamen pictórico que organiza Arrano Elkartea.

Fueron 26 los lienzos que se sellaron a primera hora de la mañana del domingo de una última jornada de puente festivo que dejó su huella con un leve descenso en lo que a participación respecta, si miramos a ediciones anteriores, pintores llegados de distintas zonas de Euskal Herria, Cantabria o Burgos.

Txokos urbanos, para unos; y otros más lejanos, como los barrios de Arriaran y Ugartemendi, para otros. Pero la luz del otoño incitaba a que el acabado final de los cuadros fuera esplendoroso.

«La luz otoñal ayuda mucho», decía Jokin Telleria, miembro del jurado, a lo que su compañera en estas lides, Leire Markinez, puntualizaba que «en exceso no es buena». Ambos eran coincidentes en la «alta calidad» de los trabajos presentados a concurso. Este certamen de unos años a esta parte hace gala de «un nivel extraordinario», enfatizaban. Y tiene su gancho no solo por los premios, también «por el prestigio» que otorga el ser finalista en el mismo.

La entrega de premios, presidida por el edil de Cultura, Xabier Matarranz, se llevó a cabo en acto previo a la apertura de la muestra que permanecerá en la sala del Usurbe, hasta el 29 de octubre (abre de lunes a domingo de 19.00 a 21.00 horas).

El palmares tuvo color bizkaitarra. El primer premio, con un precioso cuadro de la iglesia de Arriaran y caseríos aledaños, fue pintado por José Ramón Guerra, viejo conocido en el podio del concurso beasaindarra ya que, en 2008, obtuvo un primer premio con la cantera de Arriaran y años más tarde con un óleo del barrio de Garin. «Me van más los temas rurales que los urbanos» señalaba el artista. Aunque hoy la luz del mediodía me ofrecía, sobre una de las paredes de la iglesia, unas sombras que no me gustaban y a última hora he realizado algunos cambios», a pesar de todo fue el ganador. El segundo premio fue para Juan Carlos Aresti, de Bilbo; el tercero, para José Miguel Arranz, de Erandio; y el áccesit, para el getxotarra José Ramón Zubiaurre. El primer premio local fue para Aitor Merchán y el segundo para Kimia Kanvari. En el apartado juvenil, Alicia Valiña se llevó el primer premio y el local fue Ioan Cauni.

El jurado, que estuvo integrado por los pintores Jokin Telleria, José Mari Tellería, Leire Markinez, Jesús López 'Zulueta', Juan Ayesta y Javier Soto, no lo tuvieron fácil a la hora de establecer el palmarés. Los trofeos, en forma de artísticos y coloristas tubos de pintura, eran factura del taller local de cerámica Buztiña.

Fotos

Vídeos