Una imprevista nevada blanqueó toda la villa

El centro urbano quedó blanco / FOTOS JUANTXO UNANUA
El centro urbano quedó blanco / FOTOS JUANTXO UNANUA

J. U. BEASAIN.

Estaba anunciada la nieve pero las predicciones no llegaban a cota cero de la villa, es decir al casco urbano. La nieve, según esas previsiones, quedaría a la altura de Usurbe (704 metros). No fue sí. Los primeros copos hicieron tímida aparición hacia el mediodía de ayer domingo. El agua-nieve inicial fue ganando en intensidad y espesor hasta convertirse en una pura y dura nevada. No cesó y para media tarde llegó a blanquear las calles y plazas de la villa. Los vehículos estacionados y las zonas urbanas que no eran objeto de paso de gente, es decir ajenas a las pisadas del personal, así como el mobiliario urbano, acumularon capas de aproximadamente cinco centímetros.

El partido suspendido

Lo mismo sucedió en el campo municipal de Loinaz que quedó convertido en espeso y blanco manto. Casualidades del propio calendario de competición señalaba para ayer el estreno de la segunda vuelta de la temporada 2017-18. El Beasain iba a recibir en Loinaz al Amurrio, partido previsto para ayer a las 18.00 horas, que quedó suspendido debido a la capa de nieve que acumulaba el campo. Los primeros problemas se empezaban a dar en las zonas altas del muncipio y la sal no llegaba a las calles de la villa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos