La entrada a Beasain desde el Antzizar hasta la plaza «fue de lo más bonito»

Son muchos los recuerdos que Jon Aizpuru guarda de esta prueba y espera que «no se borren en mucho tiempo». Quizás la entrada a Beasain desde el polideportivo hasta la plaza «fue lo más bonito de la carrera. No es habitual que a uno le saluden o aplaudan desde los balcones, coches, bares, terrazas, etc. y eso es muy bonito». Remarca que «hay que saber valorarlo, lo más seguro que lo valoraré aún mas dentro de unos años». Como anécdota, destaca que el viernes, cuando recogió el dorsal -el número 3- fue cuando «realmente valoré lo que hice el año pasado, me puse nervioso y todo. Es una tontería pero llevar el 3 en una carrera de estas características para mí es algo especial».

Fotos

Vídeos