Un edificio 'notario' del día a día en la villa

Año 1961. Cortejo fúnebre con feretros de las tres fallecidas./
Año 1961. Cortejo fúnebre con feretros de las tres fallecidas.

Las hoy oficinas de RR.HH. albergaron durante años las aulas de la Escuela de Aprendices de CAF, centro escolar para muchos goierritarras Noticia por su proyectado derribo, durante décadas ha sido mudo testigo de la vida socio-laboral, y educativa de la comarca, con jornadas de gloria y otras rodeadas de agua y también teñidas de luto

JUANTXO UNANUABEASAIN.

Es un edificio que viene siendo objeto de muchas conversaciones, está de actualidad con motivo de su proyectado y cada vez más cercano derribo. Nos referimos a la Portería de CAF, la entrada principal a la empresa.

Hoy acoge, en su parte central las oficinas de Recursos Humanos de la empresa a un lado las del Comité de Empresa y en su extremo final la Capilla , con su edificios anexo. Es un edificio que alberga parte de la historia de la propia primero la Fábrica de Vagones, la de la actual CAF y también la de Beasain y de buena parte del Goierri.

Ha sido notario y mudo testigo de su vida interna y de la que le ha rodeado, con jornadas de gloria y días de tristeza y luto. La educativa ha sido la faceta que durante más años estuvo vigente. En el tomo XXIII de la colección 'Beasaingo Paperak' titulado 'La enseñanza en Beasain', queda recogida la historia de la misma en su sede de la Portería.

Hay que rebobinar «hasta el año 1923 que fue cuando se creó la 'Escuela Industrial de la Fábrica de Vagones de Beasain, para después convertirse en la Escuela de Aprendices de la CAF, hasta 1963 año en el que se creó la la Escuela Profesional del Goiyerri', arrancando en el hoy Taller de Bogies de CAF para después pasara la zona de La Granja.

Es un edificios que por otro lado ha sido testigo de la vida laboral y reivindicativa de los trabajadores de la empresa. Cuántas manifestaciones, teniendo como objetivo las reivindicaciones laborales han pasado por el puente-tunel de su entrada principal. Citas reivindicativas que especialmente por la décadas de los sesenta del siglo pasado tuvieron en el exterior fuerte respuesta represiva, todavía mucho mantienen in mente la huelga de tres meses largos de los trabajadores de CAF, a inicios de la década de los años setenta del siglo pasado. Un edificio que por otro lado y hasta no hace mucho albergó una serie de viviendas, ocupadas por empleados de la misma. Bloque cuyo corazón latía al ritmo de una muy vitalista e idiosincrásica barriada de la Portería, en sus años de esplendor, cuando se vivía en base al 'toque del cuerno'.

Por otro lado, sufrió los embates del agua en las temidas y furibundas crecidas del río Oria. También ha sido notario de historias trágicas como la del hundimiento de la solera del economato (en la zona de la carnicería), un 3 de marzo de 1961, con el fallecimiento de dos mujeres y una niña, Piedad Lago (60 años) y Esperanza Alonso (65 años) residentes en Iturrioz 21 y 23, y la niña María Milagros Gil (14 años), hija de un guarda de la empresa.

Historias estas y muchas más, que tuvo como protagonista, la Portería de CAF que vive sus últimos meses de vida, demolición que traerá de la mano la ampliación del cauce del Oria su paso por el mismo para evitar nuevas salidas del Oria en días de crecida.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos