Los ceramistas muestran sus trabajos en el Usurbe

Exposición. Llaman la atención los cuatro bustos de la colección 'Mujeres del mundo' y los trabajos realizados bajo la técnica conocida como 'raku'. / FOTOS JUANTXO UNANUA
Exposición. Llaman la atención los cuatro bustos de la colección 'Mujeres del mundo' y los trabajos realizados bajo la técnica conocida como 'raku'. / FOTOS JUANTXO UNANUA

La sala de exposiciones da cobijo a decenas de piezas realizadas en los talleres de Buztingintza de Urbieta | La variedad y la calidad presiden la exposición, que también acoge cuatro bustos de 'Mujeres del mundo'

JUANTXO UNANUA BEASAIN.

Sirva para abrir esta página la frase de un alfarero castellano (cuna de afamados ceramistas) quien señaló que «la cerámica es cultura, es patrimonio y eso se puede perder». A pesar de que en Euskal Herria no se dé con tanta intensidad esa tradición alfarera de otras culturas, Beasain cuenta con su propio taller municipal, Buztingintza, que camina sobre senda firme.

Fieles a su cita con el mes de junio, en las puertas del fin de curso, la sala municipal de exposiciones del Usurbe antzokia ha sido tomada por decenas de piezas trabajadas en las diferentes técnicas con las que se va modelando la arcilla. Es la hora del taller municipal de cerámica, de sus alumnos de Buztigintza y de las grandes obras de arte salidas de los hornos ubicados en Urbieta, la casa que acoge el taller de los ceramistas.

Allí, dos veces por semana, los ceramistas de afición de Beasain y el Goierri reciben las correspondientes clases. Ione Urain y Maite Salutregi son las monitoras. Esa fidelidad al taller tiene reflejo en la presencia casi diaria de la mayoría de los alumnos para trabajar y profundizar en el tan agradecido arte ceramista mejorando táctica y técnica. Superan la treintena los alumnos de diferentes edades, ellas y ellos, que forman parte de Buztingintza, a los que este curso se han sumado una serie de muy jóvenes promesas de la cerámica, todos hacen de su pasión un arte que toma mil formas y colores...

Refinados objetos

La sala de la plaza Bideluze, que abre a diario de 19.00 a 21.00 horas, acoge hasta el domingo día 17, decenas de refinados objetos trabajados por dedos y manos de artista, con detallistas acabados.

Una de las zonas se reserva los trabajos de los alumnos más jóvenes y cabe destacar los cuatro bustos de la colección de 'Mujeres del mundo' que viene trabajando una de las alumnas.

Las monitoras no ocultaban su «contento» ante el resultado de la exposición. «En muy pocos municipios se puede encontrar un taller municipal o similar con trabajos ceramistas de este nivel», decían.

La treintena de ceramistas de Buztigintza, forman un grupo «muy cohesionado y esto por suerte deja reflejo en el día a día del taller», señalan.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos