La calle Zazpiturrieta, inmersa de lleno en su reforma integral

La calle Zazpiturrieta. Está inmersa en las obras de reforma integral que acomete la empresa Otegi-Gaztañaga. / JUANTXO UNANUA
La calle Zazpiturrieta. Está inmersa en las obras de reforma integral que acomete la empresa Otegi-Gaztañaga. / JUANTXO UNANUA

Además de renovarse las redes de servicios y su iluminación, se amplía la acera del lado de las viviendas y desaparece la del lado del muro

JUANTXO UNANUA BEASAIN.

A pesar de encontrarnos en plena estación veraniega, la maquinaria pesada de obras, excavadoras, volquetes y camiones trabajan a tope, prácticamente a destajo en distintos puntos de la villa.

Por un lado, finalizada la temporada deportiva del Beasain, ya están en marcha en el municipal de Loinaz las obras que cambiarán el césped del terreno de juego de hierba natural a artificial.

A los días arrancaba la reforma en el primer tramo de la calle Nekolalde, que cambiará por completo la foto actual de ese tramo.

Por otro lado -y tras años de espera causados por retrasos en los objetivos- el ruido y el polvo propios de toda obra de reforma y mejora han llegado a la calle Zazpiturrieta, calle que toma el nombre del manantial donde el municipio realizó la primera traída de agua potable a las viviendas allá por 1909.

Cinco meses y medio

Si hace unos meses las máquinas tomaron un lateral de la misma para ejecutar la obra de colocación del ascensor -mejora muy esperada y que está siendo muy «agradecida» por parte del vecindario-, ahora le llega el turno a Zazpiturrieta, una de las más pequeñas del callejero local.

El proyecto redactado para la reforma integral de este vial y aceras de no más de 200 metros, al margen de renovar todos los servicios y redes, elimina la acera existente en el lado del muro que sujeta parte del parque Sagastigutia. Mejora la del lado de las viviendas, además de la iluminación y asfaltado del vial hasta su conexión con la calle Esteban Lasa. La reforma, en su día comunicada a los vecinos, fue adjudicada el mes de mayo a la empresa Otegi-Gaztañaga, que ejecuta las citadas obras cuyo coste llega a los 211.323,86 euros. El plazo de ejecución será de cinco meses y medio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos