Los baserritarras de la feria, sin descanso vacacional

Rosario Vitoria del caserío Balda de Olaberria en el puesto de venta con una de sus nietas. / JUANTXO
Rosario Vitoria del caserío Balda de Olaberria en el puesto de venta con una de sus nietas. / JUANTXO

En agosto también son fieles al mercado del martes, a excepción del día 15 este año, ya que al ser festivo la feria se adelanta al lunes día 14

JUANTXO UNANUA BEASAIN.

La feria semanal del martes notó ayer el descenso de compradores, realidad motivada por el éxodo vacacional. La feria del primer martes de agosto coincidía con el día 1 del citado mes, y levantaba acta del descenso en la cifra de vendedores. Asimismo, la presencia de puestos de venta de los considerados habituales (fruteros, ropa, etcétera) era menor.

«Viene todo a la vez»

Quienes un año más son fieles a la feria de los martes de agosto son los baserritarras. Para ellos no hay vacaciones. Además es un momento en que las huertas están exuberantes, la presencia en grandes cantidades del esperado tomate 'de aquí' y de las vainas era reflejo de ello. «Está viniendo todo a la vez y en cantidad», señalaban a DV.

Así se veía en los puestos de venta de Rosario Vitoria del caserío Balda de Olaberría, o en el de su cuñada María Jesús Mujika de Senperberri (Lazkao). No se quedaban atrás los venidos de las huertas de los caseríos beasaindarras como Iñasi Aranburu de Murugoene o Rosarito Txintxurreta de Atari-eder, o las hermanas Bittori y Francisca Goitia de Gudugarrete y Basarte Goioa, respectivamente, o de Patxi Arizmendi de Arama. Tampoco faltó en su puesto, con verdura y quesos, Asun del caserío Usurburu de Gaztelu.

Los baserritarras seguirán bajando a la plaza cubierta cada martes de este veraniego mes de agosto a excepción del día 15 que, por se festivo, el ferial se adelantará al lunes 14 de agosto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos