Las aportaciones realizadas por los partidos de la oposición, finiquitadas

La reforma del parque Dolarea, gracias al proceso participativo. /  J. U.
La reforma del parque Dolarea, gracias al proceso participativo. / J. U.

Se incorporaron al presupuesto de 2017 que elaboró el equipo de gobierno, la última, la del rocódromo en fase final

J. U. BEASAIN.

El objetivo de trabajar unos presupuestos «unificados» de cara al año 2018, recogiendo las aportaciones de los partidos que se encuentran en la oposición municipal (EH Bildu y PSE), será una realidad para el año próximo.

Pero los compromisos adquiridos al aprobarse los presupuestos de 2017, es decir las propuestas realizadas por los grupos de la oposición hace más de un año fueron recogidas y desde el equipo de gobierno del PNV remarcan que «ya han sido ejecutadas o puestas en marcha. La última en ejecutar por el gobierno municipal ha sido la obra iniciada esta semana» para renovar el rocódromo situado en el polideportivo cuyos trabajos está previsto que finalicen en un plazo de 4 o 5 semanas.

Algunas, como la propuesta para decidir la renovación del parque Dolarea mediante proceso participativo y la sustitución del césped del campo de fútbol Loinaz, fueron elaboradas mediante la colaboración conjunta de gobierno y grupos de la oposición.

De las propuestas que realizó EH Bildu, se han llevado a cabo la realización del estudio sobre la adecuación de la accesibilidad en Usurbe an-tzokia; la puesta en marcha del proceso que defina el uso de Olaran; elevar un 5% las subvenciones a las asociaciones locales y destinar una partida para la remodelación del rocódromo situado en el polideportivo.

Los proyectos ejecutados a propuesta del grupo socialista han sido, entre otros, la implantación del servicio para la orientación en la coparentalidad por medio de la asociación Agipase, la renovación del mobiliario del parque Barandiaran y del parque de Ezkierdi y las obras de mejoras realizadas en el colegio Murumendi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos